asunto-0
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Buffer
  • Pinterest
  • LinkedIn

 

 

 

No importa lo buena que sea tu estrategia de email marketing, si no atraes a tus suscriptores a abrir tus emails, no te beneficiarás del esfuerzo. Es por esto que la línea de asunto de tus emails es tan importante. Estas pequeñas y ágiles frases tienen el poder de hacer que tus suscriptores decidan si quieren leer lo que tienes que decirles.

Si ya redactas buenos emails, pero todavía quieres mejorar tus tasas de apertura, hay métodos que puedes usar para engalanar tu línea de asunto y así mejorar la atracción de tus suscriptores. En este artículo aprenderás cómo escribir asuntos tentadores e irresistibles que conseguirán que tus emails se abran y se lean más.

Éste es un post de invitado de Jonha Richman. La traducción es completamente personal y asumo los errores que pueda haber en la misma. Puedes leer el artículo original sobre cómo escribir un asunto perfecto para tus envíos aquí

 

Comprender la importancia del asunto

El contenido de tus emails es, por supuesto, importante en tu estrategia de email marketing. Pero el asunto de tus emails son parte de cada email, y ya que normalmente es lo primero que los suscriptores ven, es la parte más importante.

Tu asunto tiene la capacidad de atraer la atención de la gente y darles una muestra de lo que incluirás en tu correo electrónico. Un asunto equivocado puede hacer que tus suscriptores desconecten, se aburran, o pasen completamente por alto tu email. Por otro lado, un asunto correcto puede atraerles hacia la lectura de tu envío; y una vez que tienes su atención, puedes compartir el resto de tu mensaje con tus suscriptores para que apoyen tu empresa.

Los emails de ventas pueden ser poderosos, pero sólo son tan poderosos como la gente que los lee. Y por esto es por lo que necesitas escribir muy buenos asuntos.

Ten un objetivo en mente

Por lo general, el objetivo de todos tus emails debería ser que la gente los abriera y leyera. Pero puedes (y deberías) ser más específico si quieres cumplir con tu objetivo principal.

Por lo tanto, puedes elegir atraer la atención de los lectores aportando información. Pica su curiosidad, sorpréndeles con información nueva. Sé claro acerca del objetivo que quieres que tu asunto cumpla y cómo vas a hacerlo. Esto debería darte una mejor oportunidad de cumplir realmente con tus objetivos y no lanzar tu email y esperar que ocurra algo positivo.

asunto-1
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Buffer
  • Pinterest
  • LinkedIn

Simple y breve

Si tu asunto es tan largo que los lectores no pueden terminar de leerlo sin perder foco, entonces no presagia nada bueno.

Por norma general, si tu asunto tiene menos de 50 caracteres, los suscriptores deberían ser capaces de hacerse una idea de lo que pueden obtener de tu email sin necesidad de leerlo. A veces, cuanto más cortos son y más al grano van los asuntos, mejor se entienden. Tu objetivo debería ser usar los mínimos caracteres necesarios y así aportar al mensaje valor para tus lectores.

Escribe el asunto adecuado para tus suscriptores

Sé específico

Que tengas que ser breve no significa que tengas que ser impreciso. Tu asunto debería incluir palabras clave que indiquen claramente a tu audiencia de qué va el email que han recibido. No tienes que contarlo todo, pero permite a tus lectores saber lo que pueden encontrarse al leer el email, en lugar de ofrecerles un asunto genérico.

Además, cuanto más específico seas, más probabilidades tendrás de hacer llegar tus mensajes a las personas adecuadas. Por ejemplo, “Dobla tus suscriptores en dos semanas” es un asunto mucho más atractivo (y de esta manera mucho más probable que el email sea abierto) que “Mejora de forma rápida tu negocio”.

Personalízalo

Puedes ser mucho más específico personalizando el asunto de tus emails. Si obtienes el nombre de tus suscriptores a través de tus formularios de suscripción, puedes dirigirte a ellos por su nombre en el asunto de tus envíos y llamar así mucho mejor su atención.

La personalización va mucho más allá de usar el nombre de tus suscriptores: Segmenta tu lista de suscriptores para asegurarte que estos sólo reciben el contenido que les es más relevante. Por ejemplo, anota quién se registró a tu lista mediante un regalo, a continuación asegúrate de que esos suscriptores están en una lista para recibir actualizaciones de ese regalo u otras promociones o gangas. Tus listas deben ser lo más específicas posible, de forma que puedas conocer lo que determinados suscriptores están más interesados en recibir. De esta manera acertarás mucho más en sus intereses y conseguirás que abran y lean tus emails.

asunto-2
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Buffer
  • Pinterest
  • LinkedIn

Entra por los ojos

En ocasiones, incluso si el asunto es atractivo, la gente pasa sobre él sin percatarse porque tienen mucho contenido en sus bandejas de entrada (parece como si todo se mezclara). Pero puedes conseguir que tus asuntos destaquen visualmente mediante el uso de emojis y otros símbolos.

Puede parecer una nimiedad, pero está demostrado que el color puede tener un impacto mayor en cómo la gente percibe los emails y las emociones que obtienen leyéndolos. Dado que un simple asunto no ofrece muchas oportunidades para personalizar visualmente y con multimedia, los emojis tienen la capacidad de marcar una enorme diferencia.

Haz preguntas

El email marketing debe ser tu oportunidad de crear relaciones con tus clientes y potenciales clientes. Esto significa que tiene que haber una comunicación bidireccional.

Haz preguntas en el asunto de tus emails para involucrar a tus suscriptores en la conversación. Estarán más interesados en lo que tienes que contarles cuando sienten que se les escucha. Los asuntos que incluyen preguntas dan rápidamente la sensación de que el contenido de tu email tiene que ver con ellos. Y si saben que pueden beneficiarse de mantener una relación con tu marca a través de tus emails, estarán más predispuestos a leer tus mensajes.

Genera urgencia

Establecer un límite de tiempo en el asunto de tus emails también puede mejorar tus tasas de apertura. Mientras que algunos suscriptores pueden saltarse o decidir leer más tarde tus emails, si les avisas en el asunto de que el mensaje tiene caducidad, puedes incentivarles a que abran tu mensaje antes de que lo olviden o se quede en el limbo de los mensajes sin leer.

Considera también añadir frases como “oferta por tiempo limitado”, “se acaba pronto” o “sólo hoy” para asegurarte de que tus lectores comprenden la importancia de abrir tus emails en ese mismo momento y no más tarde. No infrautilices esta estrategia, ya que si hay algo que realmente tiene fecha de caducidad, díselo a tus suscriptores en el asunto para que lean el mensaje dentro del plazo de su interés.

Incluye una llamada a la acción

¿Qué quieres conseguir de la gente que lee tus emails? Más específicamente, ¿qué quieres que hagan cuando lean el asunto de tu email, más allá de que lo abran?

Una vez que determines cuál es tu objetivo, la forma más fácil de conseguir que tus suscriptores hagan lo que realmente quieres que hagan es simplemente pedírselo. Si quieres que abran tu email para conocer los detalles acerca de tu última promoción, puedes decir algo así como “Haz clic para adelantarte a nuestra última oferta sólo para suscriptores” o “Mira qué fácil es ahorrar con nuestra última promoción”.

Este tipo de asuntos indican a los lectores de forma rápida y sucinta el propósito de tu email antes de abrirlo. Aquellos suscriptores de tu lista interesados en tu oferta probablemente querrán leer tus emails tras ver estos asuntos.

asunto-3
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Buffer
  • Pinterest
  • LinkedIn

Sigue la pista de lo que funciona

Hay muchas formas de escribir asuntos que funcionan, y diferentes métodos funcionarán para diferentes modelos de negocio. Para hacerte una idea de qué métodos funcionan mejor para tu negocio y tus suscriptores, necesitas seguir la pista de lo que mejor funciona en tus campañas.

Dispones de muchas herramientas en el mercado, incluido GetResponse. Estas herramientas pueden darte una visión y el análisis acerca de tus envíos y sus tasas de apertura para que puedas tomar las decisiones adecuadas. Por ejemplo, puedes elegir intentar un par de asuntos diferentes para un mismo email. Puedes hacer una pregunta en uno de los asuntos, personalizar otro con el nombre de tus suscriptores, y establecer una fecha límite para otro. Después puedes hacer un test A/B para descubrir cuál es el que funciona mejor.

Una vez que has mandado estos emails, observa cuáles tienen las mejores tasas de apertura. Si percibes una tendencia en esta práctica, puedes descubrir qué tipo de asuntos funcionan mejor con tus suscriptores. Con las métricas adecuadas nunca más tendrás que adivinar lo que funciona y lo que no, y los asuntos de tus emails bien escritos y la mejora de tus tasas de apertura serán el resultado.

asunto-4-infografia
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Buffer
  • Pinterest
  • LinkedIn

 

Pin It on Pinterest