Consejos para usar gifs en tus emails

He hablado mucho sobre imágenes y cómo usarlas cuando necesitas incluirlas en tus emails. Aquí te doy una serie de recomendaciones generales muy básicas y fáciles de cumplir para cuando utilices imágenes en tus emails.

Gran parte de esas recomendaciones son también aplicables a lo que vamos a tratar hoy. Pero creo que este tipo de imagen, los GIFs, como te digo, nos va a permitir dar una vuelta de tuerca extra, algo un poco más especial a este tema de las imágenes.

Los GIFs merecen un capítulo aparte. Es un tipo de archivo que tiene suficiente particularidad como para dedicarle un apartado específico dentro de este capítulo sobre imágenes. Así que hoy vamos a profundizar un poco más en este tipo de archivos, los GIFs, un tipo de archivo que, si lo utilizas bien, te puede ayudar mucho a conseguir mejores resultados en tus campañas de email marketing.

¿Cómo pueden mejorar los GIF tus campañas de email marketing?

Lo primero es que se mueven. Esto hace que en un medio tan estático como el email, que a priori es solo texto y puede tener imágenes estáticas, encontrar algo en movimiento llama la atención. Además, son breves, no requieren mucho tiempo en un mundo donde la atención es fugaz y difícil de captar. Los GIFs nos permiten contar mini historias en un periodo muy breve de tiempo.

Es importante no desaprovechar cuando hay algo que es tendencia o está de moda, como los GIFs. Aunque no son algo novedoso, tienen esa especie de segunda juventud. Otra gran ventaja es que tu competencia probablemente no los esté usando. Recibo muchas newsletters y muy pocas, por no decir ninguna, contienen este tipo de recurso de forma significativa.

Los GIFs requieren cuidado en su uso; no podemos poner cualquier cosa de cualquier manera. La gran ventaja es que, además de mostrar una imagen, también cuentan historias. Nos permiten narrar de forma visual, es lo más cercano a tener un video dentro de un email. Así que no solo podemos utilizarlos para entretener, sino también para informar y educar.

Esta es otra gran ventaja, que son un buen sustituto del video embebido o del típico fotograma estático que aparenta ser un video dentro de nuestros emails. También pueden funcionar muy bien como una llamada a la acción (CTA), si te sales del típico botón que cambia de color cuando pasas el ratón sobre él, y usas un GIF que funcione como llamada a la acción en tus emails.

Ya sabemos cómo pueden ayudar en nuestra estrategia de email marketing para mejorar nuestros emails y nuestras campañas.

Tres formas de uso.

La primera es buscar en internet, en Google, en imágenes. De hecho, Google tiene un apartado específico para GIFs, pero no solo ahí, tienes GIPHY, que es como el Google de los GIFs, un sitio donde encontrar solamente GIFs para prácticamente cualquier situación que quieras poner en el buscador.

Hay millones y millones de GIFs ya creados que puedes utilizar en tus emails. Por otro lado, este es ese punto un poquito más complicado, que es crearlos tú mismo. Lo que puedes hacer es exportar un vídeo que tú grabes en formato GIF. Por ejemplo, Camtasia, que es el que yo utilizo para mis cursos. Bueno, pues una de las opciones de exportación es exportar como formato web. Y lo exportas simplemente con imágenes y en un tamaño mucho más bajo.

Pero también tienes webs específicas para ellos. Simplemente haces una búsqueda en Google y verás cómo crear mi propio GIF. Y te van a aparecer cientos de páginas webs en las que subes tus imágenes y te las convierte o subes el vídeo y te lo convierte en un GIF.

Y por último, echa un vistazo a tu herramienta de email marketing, porque a la hora de subir imágenes, muchas ya vienen con bancos de imágenes incorporados. Por ejemplo, es el caso de GetResponse y en GetResponse tienes un acceso directo también a GIFs tipo WhatsApp, en el que tú puedes subir directamente un meme desde ahí.

Te lo envía directamente en el email ya bien incorporado en la propia herramienta y no tienes que estar buscando en Google. Si lo encuentro ahí ya directamente lo aplico desde ahí. Si no, bueno, pues sí, me voy a Google y busco algo que pueda que me sirva mejor o que esté más en línea con lo que tenía en mente.

Ya sabemos cómo encontrarnos. Qué cuestiones técnicas tenemos que tener en cuenta a la hora de subir nuestros GIFs a los emails. La primera, que tengas en cuenta el cliente de correo que los soporta, porque no todos los clientes de correo soportan GIFs. Te lo voy a decir al revés, prácticamente todos los soportan.

Las excepciones que me he encontrado son las versiones de Outlook de 2007 a 2013 que no los soportan por defecto y lo que aparece es o nada o una imagen estática. No se pierde ese efecto del GIF, pero bueno, estamos hablando de uno entre todos los clientes de correo y además versiones que ya están obsoletas y que irán desapareciendo.

Así que prácticamente puedes dar por hecho que tu GIF se verá igual que el resto de imágenes o tendrá las mismas facultades que el resto de imágenes en las bandejas de entrada de tus suscriptores.

Cuando menciono las dificultades, me refiero a lo que puede pasar con tus emails, pero que no tiene por qué pasar. ¿Qué más cuestiones técnicas tienes que tener en cuenta? Básicamente las mismas que para el resto de imágenes: tamaño, que no pesen mucho, también tamaño en el sentido de los píxeles, que no sobresalga del texto, que tengas en cuenta el ancho de tu email.

Como sabes, si suelo tener los emails a 550 o 600 píxeles, bueno, pues siempre utilizo 50 píxeles menos para insertar las imágenes. No olvides poner el texto alternativo que cualquier herramienta en el marketing te va a permitir poner en el momento en el que subas la imagen, lo que verás como alt text y qué va a permitir, si no se carga tu imagen, pues poner un descriptivo de qué es lo que se debería estar viendo ahí o que incluso a las personas que utilizan, porque no pueden ver, utilizan lectores de pantalla o softwares, es lo que realmente les indica que hay en la imagen y así puede llegar a todo el mundo, ser accesible.

Conclusión

La gran pregunta, después de esto, es si te conviene utilizar GIFs en tus emails. Ya hemos visto que, sí, vale, esto es casi como usar plena imagen, pero dado que es un tema aparte, necesitas considerar si realmente te interesa o no.

Antes de utilizar los GIFs en los emails debes responder afirmativamente a algunas preguntas. La primera es si se entiende bien lo que quieres transmitir con el GIF. También debes preguntarte si complementa bien lo que ya estás escribiendo en el texto. No puede depender el email de que el GIF se vea o no. Si el GIF no se ve, no puede ser que perdamos el enganche.

Pero ojo, aquí hago una salvedad. Esto es lo más difícil de conseguir, así que no bases tu estrategia de GIFs en responder positivamente a esta pregunta. ¿Por qué? Porque, como te he dicho antes, el GIF también cuenta.

Es muy difícil que no se convierta en algo más que un mero complemento a lo que cuentes en el email. Pero, como te digo, siempre ten un plan B, sobre todo en el caso de que los uses como llamadas a la acción, para que tengas otro tipo de llamadas a la acción dentro del mismo email, como puede ser un enlace o un botón.

La gran pregunta es si tu audiencia va a entender el GIF. Estamos acostumbrados a asociar los GIFs principalmente con los memes y la risa. Como te he dicho, se les pueden dar otros usos, porque como cuenta, puedes utilizarlo para introducir un minitutorial o usarlo como un minitráiler de un vídeo que quieras presentar.

En ese caso, podrías utilizarlo si tu audiencia es más «seria». Muchos sectores B2B serán este su caso. Si crees que tu audiencia, incluso por edad, no va a entender el GIF, o incluso ten cuidado con determinadas referencias que tú puedes ver muy claras. El otro día me pasó, no recuerdo con qué serie, pero hice una referencia en el soporte de la comunidad de remitentes y parte de la comunidad no lo entendía.

Uno va siendo consciente de los años que va cumpliendo. No es apto para todos los sectores o edades, ni todos los GIFs son aptos, no es algo tan universal como te puede parecer a priori cuando ves un GIF que te hace gracia y dices, ¿a qué gracia, eso lo voy a compartir como evidencia?

Puede que tu audiencia no lo entienda. Así que, ten en cuenta todos estos consejos también. Ya sabemos qué es un GIF, hemos visto cómo pueden mejorar tus campañas, las cuestiones técnicas, dónde encontrarlos y saber si te convienen o no.

Así que ya me contarás tu experiencia utilizando GIFs en tus emails.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.