Email Marketing Tips

Tú te crees que esto funciona, pero no es así

Hola

Disparar con metralleta.

Así llamo yo a la táctica más anhelada y frustrante de la mayoría de los aspirantes a email marketer.

Básicamente consiste en escribir pocos emails contando muchas y variadas cosas.

Los sospechosos habituales que llevan a estos emails esperpénticos suelen ser el acordarse después de mucho tiempo que había una lista de suscriptores guardada en algún cajón o que es mejor enviar pocos emails para que no se den cuenta de que existimos y así evitar que se den de baja.

Como te decía, yo a esto lo llamo disparar con metralleta. Y no funciona.

Un email, un mensaje. Poner delante de tus suscriptores de golpe toda tu oferta de productos y servicios no aumentará tus probabilidades de vender por aluvión.

Más bien todo lo contrario. Matarás tus ventas.

Tu principal misión como marquetero es sacar de la indecisión a tus suscriptores. Y esto no pasa por cargar sobre ellos el peso del análisis de qué producto o servicio de todos los que ofreces es el mejor para ellos. Lo que ocurrirá en este caso es que estarán eternamente indecisos.

La indecisión es el enemigo número uno de la venta.

Un email, un tema.

Capisci?

https://pacovargas.es/plan-personalizado/

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

PD. ¿Y si tienes varios productos a la venta? Te doy la respuesta en el enlace de arriba.

Los cuarteles de invierno del marketing digital

Hola

Ahora parece que da igual, pero en la antigüedad (y no hace tanto tiempo) no había guerras durante el invierno.

La escasez de alimentos, el frío y otros fenómenos meteorológicos, hacían difícil (por no decir imposible) llevar a buen término cualquier campaña.

Así que la guerras se paraban por unos meses y los ejércitos se refugiaban en los cuarteles de invierno.

En esos cuarteles se seguía con la instrucción militar y se preparaban las siguientes campañas, una vez que llegara la primavera.

La mayoría de los pequeños emprendedores que hacen marketing digital están en una especie de guerra de supervivencia. Durante el año 2020 vivimos una buena primavera. Las condiciones para los emprendedores digitales fueron (muy) buenas gracias al brutal incremento de las conexiones a Internet consecuencia de la pandemia.

Pero no hay primavera eterna y siempre viene el invierno.

Pero el invierno de verdad, no el de Juego de Tronos.

Lo que te quiero decir es que, mientras estás leyendo este post las grandes empresas ya están tomando cartas en el asunto desde hace tiempo para vender más cuando nadie más consigue hacerlo.

Después de un repunte artificial de tu audiencia siempre te costará muchísimo más dinero captar clientes a través de la publicidad online. Y también va a ser más difícil que crezcas de forma orgánica.

Es el cuello de botella de la venta online: Fechas limitadas y más vendedores.

El cuartel de invierno del pequeño emprendedor es su lista de suscriptores. Ahí no dependes de que “haya sitio” para colocar tu mensaje. Redactas tus emails y los envías.

Sí, no se me escapa que también hay muchos más emails en las bandejas de entrada de tus suscriptores. Y, haciendo las cosas bien, no te costará destacar sobre tu competencia.

Esta es la principal razón por la que siempre me he centrado en dos cosas:

  1. Hacer crecer mi lista. Especialmente en los periodos valle, en los que la competencia era menor.
  2. Monetizar cuanto antes a esos leads.

Y te recomiendo que tú también te centres en esto lo antes posible. Por tu cuenta o con mi ayuda:

https://pacovargas.es/plan-personalizado/

Y recuerda que solo trabajo con un número muy limitado de emprendedores al mes. En el enlace de arriba puedes comprobar mi disponibilidad.

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

Lo que puedes conseguir en 30 días

Hola

En este otro post te contaba que no me dedico a vender “horas de consultoría”. Además, te recomendé que huyeras de este tipo de ofertas.

En mi Plan Personalizado no vendo formatos, sino resultados. Y esto significa que sabemos cuándo empieza la sesión, pero no cuándo termina.

También te conté que el éxito depende de que te impliques implementando el plan. Si así lo haces, lo normal es que durante el proceso tengas dudas.

Y ahí estaré yo durante 30 días para darte soporte y acompañamiento.

¿Y por qué 30 días? Porque es el tiempo que la experiencia me ha demostrado que es el suficiente y necesario para conseguir tus objetivos.

Si te doy más tiempo, no lo harás. Si no te doy soporte, tampoco lo harás.

Y, permíteme que insista, no quiero venderte un servicio, sino aumentar la facturación de tu negocio. Es fácil de recordar porque es lo mismo que quieres tú.

Te espero al otro lado de este enlace:

https://pacovargas.es/plan-personalizado/

Y recuerda que solo trabajo con un número muy limitado de emprendedores al mes. En el enlace de arriba puedes comprobar mi disponibilidad.

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

Habla ahora o calla para siempre

Hola

Te voy a contar un secreto que muy poca gente sabe: hubo una época en la que casé a muchas personas.

Incluso tuve la suerte de oficiar la boda de mi mejor amigo.

De aquella experiencia saqué muchos aprendizajes. Se aprende mucho de la vida de las personas el día de su boda.

(Ahora que lo pienso, hay historias a porrillo para utilizar en las newsletters…).

Sin embargo, me quedé con dos espinas clavadas. Dos frases que siempre estuve tentado de decir en las ceremonias, pero que al final por responsabilidad no pude decir.

La primera es “Por el poder que me han dado los tipos de Internet”, que, si eres fan de la serie Friends, entenderás.

La otra es la de “Hable ahora o calle para siempre”. Esta frase estaba fuera de cualquier protocolo (no la he oído ni en las bodas religiosas), pero es que además, en la mayoría de las bodas que oficié, estoy seguro que decir esa frase, aunque fuera de broma, hubiera dado al traste con la mayoría de ellas.

Por suerte, ahora me he desquitado de esta segunda espinita. La digo al iniciar todas las sesiones 1 a 1 de mi Plan Personalizado.

No se trata de “una hora de consultoría”, que es lo que te venden por ahí la mayoría de los consultores de marketing.

Verás, si te venden “una hora de consultoría”, huye como de la peste. ¿Una hora será suficiente? A veces sí, en la mayoría de las ocasiones no.

Yo no vendo horas de consultoría. Tú y yo nos reunimos y estamos todo el tiempo que sea necesario hasta que tengas totalmente claro cuáles son los siguientes pasos que tienes que dar para que tu lista de suscriptores sea el principal activo de tu negocio.

Así que, al comenzar cada sesión, siempre digo que esto no es una boda y que se puede hablar ahora y más adelante. Porque de la sesión te vas a ir con mucha tarea por hacer y lo normal es que necesites resolver dudas. Este seguimiento lo hago con los 30 días de seguimiento tras la sesión.

Mi Plan Personalizado no es una hora de consultoría, ni un soporte personalizado. Mi Plan Personalizado es tu hoja de ruta clara en la que yo pongo la estrategia y tú te dedicas a implementarla. Esto último es muy importante porque, si no cumples con tu parte, estarás perdiendo mi tiempo y tu dinero.

Haz clic en el siguiente enlace para ver si todavía hay plazas disponibles este mes:

https://pacovargas.es/plan-personalizado/

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

¿Posdatas sí o posdatas no?

Hola

Las posdatas son una parte muy importante de cualquier email que envíes. Así que, más te vale hacerlo bien.

Tus suscriptores tienden a leer por encima y detenerse en las partes de tus emails que llaman su atención. Básicamente, esto se reduce a tu primer párrafo y lo que hay después de la despedida (la posdata).

Luego puedes poner negritas, subrayados y otros destacados para frenar el escaneado de tus suscriptores. Pero, de forma orgánica, tus suscriptores se detendrán en los dos párrafos que te he indicado antes.

Entonces, ¿hay que poner siempre uno de esos dos ganchos? ¿Quizás los dos?

Hay veces que redactar la posdata me lleva más tiempo que el resto del email. Precisamente por la importancia que tiene.

Y, a veces, con el ritmo de trabajo de algunas épocas del año, hay que sacrificar la posdata en favor de la salida del email diario.

(También puede ser que sea un día de sacar a pasear al señor Dalsy o similar).

Incluso el no incluir siempre una posdata es otra forma de darle protagonismo. Las cosas que siempre suceden igual, terminan por dejar de llamar la atención.

Y no, no te voy a decir que mi cuenta de resultados se resiente de forma dramática cada vez que no hay una posdata. No sería verdad.

Lo que sí te digo es que saber lo que decir en los emails es una cosa y lanzarte a enviarlos sin saber lo que estás haciendo es otra distinta.

Sé que conoces la teoría, qué emails necesitas enviar para convertir a tus suscriptores en clientes. Y también sé que, cuando te sientas delante del ordenador, te cuesta encontrar las palabras adecuadas o incluso en qué orden deberían ir tus argumentos. También sé que te preguntas cómo puedes aplicar lo que sabes a tu caso concreto.

Las grandes campañas de final de año están a la vuelta de la esquina. Y me tienes a un solo clic para echarte una mano:

https://pacovargas.es/plan-personalizado/

Solo trabajo con un número muy limitado de emprendedores al mes.

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

PD. Lo mismo has llegado hasta aquí a curiosear por el asunto del email o para ver si es verdad lo que te he contado más arriba. Sea cual sea tu caso, aprovecharé para decirte que en el enlace de arriba puedes escribir tus emails, que yo te los repaso. Eso sí, antes nos vemos para que sepas qué es lo que tienes que hacer.

Puedes hacer muchas más cosas, pero mejor echa un vistazo al enlace, que te lo explico mejor ahí.

El problema de ser inmortal

Hola

Hace unos días vi un documental en Netflix que hablaba sobre la posibilidad de convertirnos en inmortales.

Who wants to live forever?, que dirían mis admiradísimos Queen.

Está bien pensar en ser inmortal de vez en cuando. No porque piense que lo vaya a vivir (no lo sé, puede que sí o puede que no). Sino porque me ayuda a tener perspectiva de lo que estoy haciendo con mi vida en este momento.

Se trata de llevar tu vida hasta el extremo.

No, no te voy a contar mi vida. Pero sí quiero hacerte reflexionar sobre algo que ocupa un puesto destacado en ella y estoy seguro que en la tuya también: cómo encontrar clientes para tu negocio de forma recurrente.

Vivir para siempre tiene como principal ventaja el poder disfrutar para siempre de las cosas que te gustan (aunque, al saber que siempre estarán ahí, no las valoraríamos igual, ¿no crees?). Tu familia, tus amigos, tus aficiones…

Pero, como toda moneda, tiene dos caras. El gran inconveniente de la inmortalidad es que muchas de las cosas que te preocupan ahora, te preocuparían para siempre. Por ejemplo, llenar la nevera todos los meses.

Y, para solucionarlo, necesitas un sistema que te permita siempre tener tu negocio funcionando. En otras palabras, cómo encontrar clientes de forma recurrente.

La inquietud por esto me duró muy poco tiempo. Resulta que ya tengo ese sistema: captar suscriptores y enviarles una secuencia autoresponder.

Luego ya puedes complicar este proceso mínimo todo lo que quieras, pero yo empezaría por ahí. Un sistema semiautomatizado que te permita incorporar a tu lista de suscriptores a gente realmente interesada en lo que tienes que venderles y nutrirles para que realicen esa metamorfosis de suscriptor a cliente.

Puedes empezar hoy mismo por tu cuenta o puedes dejar que te ayude:

https://pacovargas.es/plan-personalizado/

Las plazas son limitadas.

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

Ten clientes para esto

Hola

Hoy te quiero hablar de Eduardo, suscriptor y cliente de mi Plan Personalizado.

Eduardo tenía mucho tráfico orgánico (Google le trata muy bien) y se aplica en optimizar todo ese tráfico para convertirlo en dinero.

Al fin y al cabo, por cosas así es por lo que estás leyendo este post, ¿no?

Eduardo tenía sus lead magnets, sus formularios e incluso su autoresponder configurado.

“Creo que puedo sacar mucho más partido de lo que estoy haciendo, Paco”, fue su petición al interesarse en mi Plan Personalizado. “Creo que consigo pocos suscriptores para todo el tráfico que tengo”. Estábamos de acuerdo en que, menos suscriptores era igual a menos dinero en su cuenta corriente.

Así que nos pusimos manos a la obra.

Te confieso que era un reto. Vi margen de mejora en lo que Eduardo tenía ya montado, pero a mí no me gusta salir a empatar.

Tampoco me gusta salir a ganar sin más.

A mí lo que me gusta es ganar por goleada.

Así que, después de la sesión inicial que incluye mi Plan Personalizado, Eduardo se puso a implementar las mejoras. En tiempo récord.

Con resultados muy buenos desde el comienzo. Así que Eduardo fue a por más mejoras (mi Plan Personalizado incluye 30 días de soporte por email).

Tarea que surgía, tarea que Eduardo me respondía con ella implementada en tiempo récord.

Hasta que un día, dejó de responder a uno de mis emails. Así que insistí interesado en cómo le iba y si podía hacer algo más por él.

Su respuesta:

“Si, si. Lo acabo de ver. Estoy saturado de mails de leads, tío”.

Misión cumplida.

A mí esto me libera mucho. Lo creas o no, lo paso mal hasta que empiezan a verse los resultados de mi trabajo.

Pero hoy no te voy a hablar solo de mí. Hoy quiero decirte qué hizo Eduardo que tú también puedes hacer para mejorar o arrancar tu estrategia de Email Marketing.

Se trata de algo realmente diferenciador porque la inmensa mayoría no siguen estos pasos:

  1. Pedir ayuda (concretamente haciendo clic aquí).
  2. Poner foco e implementar lo que realmente necesitaba hacer (y que surgió de la sesión 1 a 1 que mantuvimos).

No vale solo con dar el primer paso, cargarte de ideas para implementar y no implementarlas.

¿Crees que tú también puedes hacerlo?

https://pacovargas.es/plan-personalizado/

Las plazas son limitadas.

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

La cláusula rockera para tus emails

Hola

Nunca fui muy fan de Van Halen, el grupo de rock.

Les recuerdo más por algo que me contaron en una de las asignaturas de Derecho Civil en la carrera de Derecho, la cláusula Van Halen, y que utilizo como anécdota para defender que el texto vale más que muchas imágenes a la hora de hacer Email Marketing.

Los Van Halen fueron pioneros en los años 70 en la organización de grandes conciertos en pequeñas ciudades. Y cuando digo grandes conciertos me refiero a eventos con miles de personas y un escenario digno de las mejores plazas del mundo.

Esta estrategia les dio la oportunidad de ganar mucho dinero al aumentar considerablemente el número de conciertos que daban y el público sobre el que impactaban. Iban tan justos de tiempo entre concierto y concierto que no les quedó más remedio que delegar el montaje de los escenarios en cada sitio al que iban.

Por experiencia te digo que montar un escenario de las características de los que montaban estos rockeros no es algo que puedas dejar hacer de cualquier manera, así que los contratos de montaje estaban llenos de cláusulas que entraban hasta el más mínimo detalle.

Una de esas cláusulas indicaba que en el backstage tenía que haber una fuente de M&M’s y que, bajo ningún concepto, debía haber M&M’s marrones. El incumplimiento de esta cláusula supondría, de acuerdo con el contrato, la cancelación automática del concierto y aun así cobrarían de forma íntegra el mismo.

Concierto tras concierto, lo primero que hacían los Van Halen al llegar a los conciertos era comprobar si había M&M’s marrones en el dichoso bol. Lo normal es que no hubiera ninguno marrón y el concierto se celebrara.

Hasta que un día llegaron a Pueblo, en el estado de Colorado y… ahí estaban los M&M’s marrones. Los Van Halen entraron, montaron en cólera e hicieron destrozos por valor de 12.000$. El concierto no se celebró y el grupo cobró el 100% del contrato.

¿Capricho de estrella de rock?

Poco después de este incidente, el escenario en el que los Van Halen iban a actuar se desmoronó y el valor total de los destrozos subió otros 80.000$.

Como te comentaba más arriba, el montaje de los escenarios de los Van Halen suponían todo un reto desde el punto de vista de la seguridad y de garantizar que el espectáculo que iban a dar estaba a la altura de la fama de la banda. El contrato especificaba con todo detalle cada uno de los elementos que debían formar parte del escenario hasta el punto de que había más de 500 cláusulas

Obviamente, los Van Halen no tenían tiempo de comprobar concierto tras concierto que las 500 cláusulas se habían leído y tenido en cuenta. Así que lo que hacían para comprobar que se habían seguido las especificaciones era comprobar el bol de los M&M’s. Si se habían tomado la molestia de quitar los M&M’s marrones, es que se había cumplido el contrato.

Desde entonces, se conoce como cláusula Van Halen a aquellas cláusulas disparatadas que se incluyen en los contratos como testigo de que los contratos se leen.

Yo la utilizo para comprobar que la gente sí lee los emails que recibe. Y para saber que quienes leen mis emails son mis suscriptores. El resto son gasto.

También es una pista de por qué deberías limpiar de tu lista a esos suscriptores que no pierden el tiempo en quitar los M&M’s marrones de tu bol.

El resto, cómo mantener la atención de esos suscriptores que sí leen, lo enseño y te lo doy hecho en este enlace:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

No vendas dando pena

Hola

Hay historias que no dan para más y otras que dan para exprimirlas hasta que los fans las cojan manía.

Lo difícil es saber dónde parar.

Por ejemplo, tengo un amigo que dice que casi todas las películas deberían tener segunda parte.

Alguien debió escucharle en algún sitio porque ahora están de moda las trilogías, las precuelas, las secuelas y los mundos alternativos. Se exprimen al máximo todas las historias posibles, den para ello o no.

Esto J.R.R. Tolkien, autor de El Señor de los Anillos, lo resolvió muy bien. El bueno de Tolkien tenía material adicional como para haber copado bibliotecas enteras (de hecho, sus descendientes se están encargando de que así sea), pero decidió que, detrás de su obra maestra, solo había hueco para unos apéndices que resumieran lo que venía a continuación y cerrara los flecos pendientes.

El Tipo del Ozono (si no sabes quiés es, puedes ponerte al día aquí: post 1, post 2, post 3) daba para una gran saga, pero es mejor que acabemos con su acto final, en el que El Tipo del Ozono, después de llamarnos tacaña a mi mujer, boicotear su propia prueba social e intentar que mi mujer y yo perdiéramos amigos, nos daba la oportunidad de tomarnos directamente por gilipollas.

Esto merece su propio apéndice.

Un final de ciclo que empieza con una llamada:

“¿Ya os habéis arrepentido de no haber comprado mi maquinita? Ya no puedo hacer nada con el [falso] descuento, pero os lo puedo dejar a su precio”.

Hay gente que no sabe ver una derrota a tiempo. Y reconozco que me da pena porque muy mal tiene que estar la cosa para comportarte de una manera tan… patética.

Por desgracia, y de esto te quería hablar hoy, hay mucho email en mi bandeja de entrada intentando vender por pena.

Con la excusa de que a la gente le gustan las historias, hay gente que se monta auténticos dramas. Y no hay nada que me genere mayor rechazo.

¡Ojo! Que esto tiene su público. Hay incautos con dinero que no pueden evitar regalarlo ante la primera lágrima.

Pero no es lo óptimo. Vender por pena, da para lo que da. Si hay pena, vendes, y si aburres (nadie soporta a los llorones mucho tiempo), dejas de vender.

Yo prefiero que me compren. Parece lo mismo, pero no lo es. Para empezar, no llamo a mis no-clientes para manipularles y mucho menos tomarles por idiotas.

Vender aportando valor. Te doy el trabajo hecho aquí:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

Mendigando recomendaciones después de insultar

Hola

(Este es el tercer post de la trilogía de El Tipo del Ozono. Si te perdiste los dos anteriores emails, haz clic aquí para leer el primer post y haz clic aquí para leer el segundo post).

Hola,

Recopilemos.

Hasta el momento El Tipo del Ozono nos intentó colar un aparato que reducía los olores, excepto (¡vaya, qué casualidad!) el olorazo a tabaco que nos dejó en el local, y llamó rata a mi mujer porque no se mostró interesada en pagar unos plazos usureros.

¿Puede mejorar la cosa? Sí. Hay una norma no escrita de Email Marketing que dice que todo es susceptible de ser lo suficientemente épico como para aparecer en este blog.

Después de su épica intervención… nos pidió recomendación.

“¿Me puedes pasar el contacto de alguien a quien le pueda interesar?”.

Lo siento, pero no llevamos el suficiente tiempo en la ciudad como para odiar tanto a alguien.

Mira, hay 3 preguntas para conseguir buenas recomendaciones y testimonios que te traigan excelentes nuevas ventas. Sobre todo de esto último.

Mis respuestas a esas preguntas hubieran sido “Te atendí por compromiso”, “Olías a tabacazo y no pude pensar con claridad” y “Tengo ganas de que te vayas”.

No creo que mi foto aparezca en la web de este tipo.

Si haces bien tu trabajo, esas tres preguntas te darán los testimonios que necesitas, los que lees en las webs de otros y te gustaría que alguien dijera de ti. Y no los que yo le hubiera dejado al Tipo del Ozono.

Las tienes aquí y solo necesitas copiar y pegar:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

El Tipo del Ozono nos llama ratas

Hola

(Este es el segundo email de la trilogía de El Tipo del Ozono. Si te perdiste el anterior post de ayer, haz clic aquí para leerlo).

Hola,

Antes de contarte la venta más vergonzosa en años, déjame que te cuente en qué consiste el modelo de negocio de las máquinas curalotodo de ozono.

El negocio no es la máquina, sino la financiación.

Y aquí juegan con 3 resortes:

  • Descuento.
  • Urgencia.
  • Facilidad de acceso.

El Tipo del Ozono lo soltó en una sola frase. Literalmente dijo que “el precio es de 1.800 euros pero por ser tú te lo dejo en 900 euros solo hoy y pagando en un número de cuotas que al multiplicarlas por el precio se acercan más a los 1800 euros que a los 900 euros”. Así, todo del tirón y casi sin respirar.

En el anterior post ya te hablé de la cara de póker de mi mujer, ¿no?

La reacción de El Tipo del Ozono fue épica:

“¿Te escuece pagar? Espera, que llamo a mi jefa a ver si puedo hacer algo más”.

¿Te escuece pagar? ¡¿Te escuece pagar?! ¡¿TE ESCUECE PAGAR?!

A eso le llamo yo aportar valor. Llamarle tacaño a tu cliente.

Ni valor, ni beneficios, ni argumentos… Rata, que eres un rata que no te rascas el bolsillo.

La cosa ya solo podía mejorar… Y mejoró.

Pero eso ya te lo cuento en este otro post. Hoy ya solo me queda decirte que el dinero es una de las principales objeciones para no comprar. Pero no porque no haya dinero, que hay y mucho.

En este enlace te doy argumentos de sobra para eludir esa objeción cuando envíes emails a tus clientes:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Y no vas a necesitar decirle a la cara a tus suscriptores que son miembros de honor de la cofradía del puño cerrado.

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

PD. Te adelanto que en lo que te voy a contar en el siguiente post de esta serie casi hubo un momento en que El Tipo del Ozono casi me dio pena… y luego me acordé de que llamó rata a mi mujer.

La Trilogía del Tipo del Ozono

Hola

Aviso: Este es el primer post de una trilogía que se completará en los siguientes posts (tienes que hacer clic abajo para poder seguir la historia).

Lo bueno de esto de ser el friki de la familia es que la gente de mi entorno “compite” por colar sus historias en mi newsletter:

“Paco, el otro día fui a una tienda que…”.

“Mira lo que me pasó en este restaurante…”.

Y yo lo agradezco. Trabajo que me quitan.

La historia que inspira los tres próximos posts es un caso real que le ocurrió a mi mujeres su negocio.

Y cubre todo esto:

  • Prueba social.
  • Cómo aportar valor.
  • Cómo perder testimonios.

Para aprender de estos posts, solo necesitas no hacer lo que hizo El Tipo del Ozono.

Y, una vez hecha la introducción, vamos con el aprendizaje de hoy.

La cosa es que a mi mujer le recomendaron una máquina de esas de ozono que sirven para curar la gripe coronavirusera y lo que se le ponga por delante.

Por lo poco que entendí del folleto, la base científica de las máquinas esas tiene mucho que agradecer a que La Tierra sea plana o algo así.

La cosa es que El Tipo del Ozono se nos coló en el local.

Primer argumento de venta que nos soltó: Elimina olores.

Esto es un poco arriesgado, la verdad. Es como cuando le regalas colonia a alguien, ¿acaso no te gusta como huele? No sé, hay regalos (y argumentos) que los carga el diablo.

Lo que sí nos quedó claro, por el olor a tabacazo que traía El Tipo del Ozono, es que él no lo usaba. O que el accesorio para conectar al mechero del coche no va de serie con el aparato. Y eso que había mascarilla de por medio.

Me recordó aquella vez que uno de mis clientes puso la cara de un actor en un testimonio de su página web. Un fracaso de prueba social.

Se ve que la cara de póker de mi mujer le puso en guardia y pasó al ataque… y ahí se vio bien en qué consisten este tipo de negocios.

También fue una clase magistral de cómo tirar a la basura tus mejores cartas como vendedor.

Pero eso te lo cuento en el siguiente post, que si no, me quedo sin tiempo para decirte que todos los emails que necesitas para no fracasar como El Tipo del Ozono los tienes en este enlace:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

PD. Lo del siguiente post es tan ofensivo que me da hasta vergüenza ajena escribirlo.

Tu primera venta eres tú

Hola

Hace unos días recibí el siguiente email de Ana, suscriptora, como respuesta a lo ridículas de algunas preguntas que se hacen en entrevistas de trabajo:

“Hola Paco,

Debo decir que es la primera vez que contesto a uno de tus correos, aunque ya llevo un tiempo en esta lista.

Sin embargo, no he podido resistirme con este, igual era lo que esperabas de él, o de mí. No lo sé, pero aquí me tienes, contestando… Porque tengo una pregunta, que puedes o no contestar, estamos en un mundo libre.

¿No contestas a una entrevista de trabajo, continuamente (porque quieres que te contraten, claro) en tu propia página web… en tu landing page y en tu sobre mí? Al final, desde mi punto de vista, tienes que venderte tanto en un sitio como en otro, contestes o no a las preguntas, las haga otro, o crees tú las que quieras contestar, evitando esas que pueden ponerte en una situación incómoda o comprometida…

Me ha dado curiosidad.

Que tengas muy buen día”.

Y esta fue mi respuesta:

“Hola, Ana,

Muchas gracias por responder. Espero que haya más veces 😉

Muy interesante lo que dices. En alguna newsletter en el pasado he comentado que la primera venta que tienes que hacer es la tuya. Y que eso lo aprendí haciendo entrevistas. Pero hoy no estoy hablando de eso.

Lo que me daba pereza de las entrevistas de trabajo es lo que comento en el email. Básicamente, ir a venderme en una entrevista para luego no ser libre. Para mí una entrevista con un potencial cliente no es lo mismo. Para empezar, nunca me han preguntado qué me llevaría a una isla desierta para poder contratarme, jeje. Sí tengo la oportunidad de poner en valor lo que puedo hacer por esa persona.

Pero vamos, que en lo esencial es tal y como comentas, venderte hay que venderte. Lo que hay que hacer es elegir para qué y a quién te vendes.

Un abrazo”.

Pues eso. Siempre hay que vender. Y saber vender. Y a quién vender.

Por ejemplo, con un email todos los días.

¿Crees que no se puede o que no vas a tener suficientes ideas para vender algo todos los días?

Después de clicar en el siguiente enlace, eso solo serán excusas:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

No me gusta decirlo, pero…

Hola

Nunca he entendido esa frase de “No me gusta decirlo, pero te lo dije”.

A mí sí me gusta pasarle por los morros a la gente que les avisé de lo que les iba a pasar. Creo que el que acuñó la frasecita de marras era el mismo que dijo aquello de que “lo importante es participar”.

Y esto no vale ni para el deporte, ni tampoco para los negocios (especialmente para estos últimos).

Una vez conocí a uno de los mejores deportistas españoles. Le habían quitado la beca ADO y estaba que trinaba. No se me ocurrió decirle que “lo importante era participar”. El pobre era medio analfabeto (dejó de estudiar por la gloria de una beca de unos 3.000€/mes) y, aparte de entrenar 8 horas todos los días, solo sabía jugar a la Play y (mal)pinchar discos.

Vamos, como Paquirrín, pero con los padres pobres y con dieta.

Él no quería participar, sino poder seguir ganándose la vida con lo que mejor sabía hacer.

Ya sé que este rollo repelente de “¿ves? Te lo dije” no me convierte en el típico remitente que llena tu bandeja de entrada diciendo que con cada email que envía planta un árbol o dona un euro a los niños con hambre.

Son los daños colaterales de estar aquí para ayudarte de verdad. Al medio ambiente plantando un árbol y a los niños con hambre, no. Ayudarte a ti.

Y todo esto te lo cuento porque siempre habrá alguien avisando de la siguiente crisis: una pandemia, la inflación, una guerra, la derrama millonaria de la comunidad de vecinos…

La cosa no es si hay mucho agorero por ahí, sino qué has hecho para sobrevivir cuando lo que sea que venga (y que vendrá) ocurra.

Hoy te traigo algo parecido a esos libros de “Elige tu propia aventura” en los que ibas a una página u otra en función de las decisiones que tomabas.

Si no has hecho nada >> Haz clic aquí.

Si has hecho algo y quieres empezar a ver resultados lo antes posible >> Haz clic aquí.

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

PD. En los enlaces de arriba la urgencia la pones tú.

Este dato confirmó algo que deberías saber

Hola

“Sin datos, solo eres otra persona con una opinión”, William Edwards Deming, estadístico estadounidense.

Pues eso, que hoy te voy a traer datos y no opiniones.

Hace unos días me desayuné con un informe de Getresponse (mi proveedor de Email Marketing) acerca de la incidencia del asunto pandémico sobre el Email Marketing.

Te lo resumo: Muchas más altas, muchas más aperturas, muchos más clics.

Esto, a nivel general, que es lo que ellos miden sobre sus usuarios.

En mi caso particular, doy fe de que fue así. Desde el inicio de la pandemia, las tasas de aperturas y clics solo suben, a pesar de que hay muchas más altas. Y no solo en mi negocio, sino también en el de mis clientes.

Sobre las ventas el informe no decía nada, pero eso depende mucho más de ti que de la gente que se suscribe a tu lista. Puedes suponer de forma acertada que, a poco bien que hagas los deberes, las ventas por email también subirán si el resto de las métricas de tus campañas también están subiendo.

Esa fue mi experiencia desde aquello meses. Sin webinars, sin florituras. Solo enviando emails.

Con el coste por lead disparado en la publicidad, se trató de una ventana de oportunidad como hacía mucho tiempo que no se daba en el mundillo de los negocios en Internet.

En otras palabras, estás ante una segunda oportunidad. La primera fue hace 5 años.

Pero, insisto, se trata de hacer Email Marketing, no de enviar emails “a ver qué pasa”.

Empieza por aquí:

https://remitentes.com/planifica

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

PD. En este otro post te cuento cómo resucitar una lista muerta. Y todo lo que te cuente estará en tu mano solucionarlo.

El que espera, desespera

Hola

¿Cuándo empezar a vender a un suscriptor?

¿Cuántos emails de valor tienes que enviar antes de poder enviar un email de ventas?

Son las preguntas típicas que se hacen muchas personas cuando hacen Email Marketing.

La respuesta breve a estas preguntas: vende siempre que puedas.

No esperes a acumular valor o suscriptores antes de lanzarte a vender por email. En ambos casos lo único que conseguirás es enfriar tu lista y, lo que es peor aún, les acostumbrarás a que eres “la empresa del todo gratis” y no te comprarán cuando lo necesites.

Sí, ya sé que lo fácil es aportar mucho valor y no pedir nada a cambio. Pero esto no es un concurso para ir al Cielo. Son negocios.

Ahora que tú también lo tienes claro, lo que tienes que hacer es dejárselo claro a tus suscriptores. Tan solo tienes que seguir esta regla:

Aporta valor para poder pedirles dinero

Y hazlo cuanto antes. Así de simple.

Si necesitas argumentos de venta por email para tus suscriptores, aquí te doy más de 200:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

Las matemáticas del email

Hola

Este email te interesa (y mucho) si te identificas con alguna de estas afirmaciones:

  • Si envío muchos emails perderé suscriptores.
  • Hay que aportar mucho valor antes de vender.
  • No tienes una frecuencia definida de envío de emails.
  • Tienes una lista de suscriptores a los que les envías emails solo cuando te acuerdas de que estaban ahí.
  • Solo escribes a tu lista de suscriptores cuando tienes algo que vender.

Todas estas afirmaciones están muy relacionadas: son el camino más directo a tener una estrategia de Email Marketing que solo te hace perder el tiempo.

Y es muy fácil ponerle remedio. Tan solo tienes que ser consciente de que detrás de cada email hay una persona.

Una persona a la que puedes ayudar y a la que le interesa lo que tienes que contarle (y venderle). Especialmente si aplicas lo que te conté en este otro post.

En mi cabeza no funciona el argumento de “si envío muchos emails, les estoy molestando”. En mi caso concreto, si no envío un email, estoy fallando a mis suscriptores. Porque en cada email cuento algo que creo que deberían saber y que deberían aplicar.

Y no contárselo es fallarles y no cumplir con el objetivo que me marqué cuando se suscribieron a mi lista: ayudarles a tener un negocio rentable gracias al Email Marketing.

El problema que tienen la inmensa mayoría de emprendedores es que tratan a sus suscriptores como meros datos o, peor aún, como a niños. O les tratan como a ganado, todos igual, o se empeñan en decirles en todo momento lo que tienen que hacer.

Ya tienes una edad para decidir por tu cuenta qué quieres hacer con lo que te ofrezco cada día.

Puedes decidir darte de baja porque te agobias, lo que te cuento no te interesa o crees que enviando un email a la semana vas a poder sacar adelante tu estrategia de Email Marketing.

También puedes aprovechar mis consejos diarios o solo aquellos que creas que puedes aplicar.

O puedes buscar un atajo o un acelerador y comprar cualquiera de los productos o servicios que te ofrezco también a diario.

El recurso de hoy incluye más de 200 emails para que apliques a tu negocio:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. Son matemáticas: Si no envías emails, no vas a vender. Y, cuantos más emails envíes, más probabilidades de venta tienes.

En este otro post te cuento por qué te cuesta tanto ponerte a escribir emails.

Cómo vender más gracias al doble optin

Hola

“Pues no pongo el doble optin porque se pierden leads”.

Un clásico. ¿Te suena?

Iré un paso más atrás. ¿Sabes lo que es el doble optin? Seré breve: básicamente es un medio de confirmación de que la persona que se suscribe es quien dice ser (y no un amigo bromista o un bot) y permite verificar el consentimiento a pertenecer a tu lista de suscriptores.

También es una obligación legal en muchos países. Cada vez más.

Pero hoy no te voy a dar la chapa con cuestiones legales. Ya hay mucha “literatura” por ahí a poco que quieras buscar en Google. Incluso en mi blog y podcast encontrarás material sobre el tema desde el punto de vista legal.

Hoy voy a hablarte sobre cómo hacer de una obligación legal una ventaja para tu negocio desde el punto de vista del marketing.

De forma muy resumida, técnicamente, el proceso de doble optin es el siguiente:

  1. Suscriptor introduce sus datos en el formulario de suscripción.
  2. Suscriptor recibe email solicitándole que confirme que quiere pertenecer a la lista de suscriptores. Para ello, tiene que hacer clic en un enlace que llamamos “de confirmación” (no hubo mucho marketing al nombrar este enlace, lo reconozco).
  3. Si el suscriptor no confirma, no recibe emails por nuestra parte y es eliminado de la base de datos.

Este proceso es el que hace que la gente piense que “pierde leads”. Voy a poner datos a este “drama”: hasta el 35% de los emails que completan el formulario de suscripción no llegan a confirmar.

Y en este punto es probable que estés pensando que no pasa nada por no hacer doble optin. Un 35% de no confirmados es mucha tela que cortar: Facebook te cobra su publicidad como si fueran leads válidos y el potencial de venta parece brutal.

Sí, has leído bien: PARECE.

En realidad, el doble optin te está haciendo un favor. Uno de los favores más importantes y que menos se valoran en el marketing digital: te va a permitir tener una lista saneada y cualificada apenas sin esfuerzo porque te elimina a los contactos “zombies”.

Y esto tiene dos consecuencias positivas para tu negocio online:

En primer lugar, te hace ganar confianza con tus suscriptores. Pocas cosas son más molestas que un negocio que no respeta mi privacidad y oculta la suya. Y tampoco quiero en mi lista de suscriptores a gente que no sepa dónde se mete. Aquí se habla de Email Marketing y derivados todos los días del año y eso lo “aviso” en el email de confirmación.

También te va a ayudar a tener mejores tasas de aperturas y clics. Sobre todo al comienzo, ya que, si haces las cosas bien, conseguirás tasas de apertura y clics superiores al 60%. Más que suficiente para combatir los filtros antispam de los clientes de correo de tus suscriptores.

Y tenemos claro que no queremos caer en spam, ¿no?

Pero nada de esto que te estoy contando tendría valor si no sirviera para hacer crecer tu facturación. Y el email de confirmación yo lo utilizo para vender.

Lo cuento aquí:

https://remitentes.com/3-pasos/

Un abrazo,

Paco Vargas
Email Marketing & Automatización

PD. En este otro post te cuento cómo tu frecuencia y tu percepción del “valor” te están haciendo perder suscriptores y clientes.

Los 3 errores de mis 3 últimos clientes

Hola

Se aprende más de los errores que de los aciertos. Creo que es por eso que las publicaciones de tipo los-equis-errores-que siguen funcionando tan bien.

¡Vaya! Si hasta lo he utilizado yo mismo en el asunto de este email para llamar tu atención y que estés leyendo estas líneas.

O quizás los errores son un muy popular modo de aprendizaje porque somos seres que vivimos huyendo del dolor y no nos gusta equivocarnos, ¿no? Con lo fácil que es hacer las cosas bien, dedicamos más tiempo a investigar lo que no hay que hacer que lo que sí hay que hacer.

Sea como sea, lo cierto es que hay errores en Email Marketing que son recurrentes (insistentes, diría yo) y merecen ser destacados con la intención de hacer proselitismo de lo que, por favor, no debes hacer bajo ningún concepto.

El de hoy es un email muy sencillo de redactar. Los 3 errores que te voy a comentar hoy son tan frecuentes que no me he tenido que remontar muy lejos para encontrar ejemplos. Los han cometido mis últimos 3 clientes.

Toma nota que son estos:

  • Pensar que el doble optin molesta.
  • Creer que aumentar la frecuencia de envío es “molestar”.
  • Esperar mucho para vender a tu lista de suscriptores (este error está muy relacionado con el anterior).

La buena noticia es que es muy sencillo sencillo dejar de cometer estos errores.

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización
PD. Mientras llega el momento de contarte los detalles de las cosas mal hechas, también puedes echar un vistazo a cómo hacer las cosas bien en el siguiente enlace:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Y yo qué sé lo que me llevaría a una isla desierta

Hola

Una de las razones más poderosas por las que me decidí a emprender fue que no me veía haciendo entrevistas en procesos de selección de personal.

Bueno, más que no verme, es que me daba pereza.

Sentarte a mendigar trabajo a un desconocido encorbatado que probablemente cobre menos que tú cuando accedas al trabajo al que aspiras. O gane más, pero sus condiciones laborales sean mucho peores.

Y también me daba mucha pereza responder las preguntas trampa de las entrevistas. Esas que dicen que son para medir tus reacciones y no tus respuestas.

La que menos me gustaba de todas era la de qué te llevarías a una isla desierta.

No me digas que no te da pereza responder a semejante chorrada…

Pues mira, no lo sé. Ni tampoco me importa, la verdad. Si está desierta, ¿a quién le importa lo que me lleve?

“Siempre he sabido lo que me llevaría. Pero es algo que, si se lo dijera, no me lo podría llevar. Así que prefiero seguir manteniendo el secreto por si alguna vez se diera el caso”, solía responder. Me gustaba mucho ser yo el que contemplaba las reacciones de los de recursos humanos ante mi respuesta.

Eso era lo que solía responder.

A ver, te voy a dar dos datos. El primero es que los profesionales de recursos humanos que te hacen este tipo de preguntas no tienen ni idea de qué es lo que deben valorar. Hacen este tipo de preguntas para hacerse los interesantes. Y no lo digo yo, sino todos los técnicos de recursos humanos a los que he tenido la oportunidad de preguntarles.

El otro dato es que nunca fui a una entrevista de trabajo y no conseguí el puesto, lo cual demuestra lo que te he comentado en el párrafo anterior.

Este tipo de preguntas no son exclusivas de las entrevistas de selección.

El otro día me preguntaron qué le diría a un potencial cliente si solo pudiera darle un argumento.

Es una pregunta al nivel de la de la isla desierta. Y, si te soy sincero, no tengo ni idea. Seguro que algo le diría, pero ese algo dependería de las circunstancias de ese momento, lugar y persona.

Lo que sí tengo claro es cómo se lo diría. Sería por email.

Si solo tengo una oportunidad, no la voy a echar al traste con el algoritmo de la red social de moda (ni mucho menos me voy a poner a bailar en una red social), o voy a esperar meses a posicionar mi respuesta en Google.

De todos modos, la realidad es que precisamente me dedico a esto del Email Marketing para evitar ese caso extremo. Una vez que obtengo un lead, nada me impide contactarlo cuando lo necesite.

Escribo un email, lo envío y llega en el momento.

También tengo claro que el mensaje tendrá mucho que ver con cualquiera de los más de 200 argumentos de venta que encontrarás en este enlace:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. En este otro post te cuento los 3 errores (muy habituales) que han cometido mis 3 últimos clientes antes de toparse conmigo 😉