Email Marketing Tips

Email Marketing Kung Fu

Hola

¿Qué tiene que ver el Email Marketing con el Kung Fu?

Cuando hablo de Kung Fu, me refiero a los verdaderos amos del Kung Fu. El Kung Fu de las películas que se hacían en Hong Kong.

Ya sabes, las pelis de Bruce Lee, Jackie Chang y otros tipos habilidosos que hacían las delicias de un niño nacido en los 70.

Estas películas tenían (siguen teniendo) un encanto propio. Son especiales.

Lo que más me fascinaba de estas películas era su sencillez a la hora de resolver los problemas. Daba igual de qué se tratara, la solución siempre era la misma: Kung Fu.

El buen Kung Fu es la solución para todos los males del mundo. La vida es más fácil cuando puedes resolverlo todo a mamporros.

Y, como te preguntaba al comienzo de este email, ¿qué tienen que ver las películas de Bruce Lee con el Email Marketing?

Bueno, ¿qué me dirías si te cuento que el Email Marketing es el Kung Fu del Marketing Digital?

Tener tu propia lista de suscriptores es la solución a cualquier estrategia de Marketing Digital que quieras desarrollar.

¿Organizas un webinar? Necesitas captar suscriptores para “llenarlo” y luego una secuencia de emails que te permita vender a quienes no lo hicieron durante la sesión en directo.

¿Recibes muchas visitas en tu web? Ponles delante un buen lead magnet para captar sus emails y dales la bienvenida con un buen autoresponder de ventas.

¿Tus publicaciones en redes sociales no las ven ni tus amigos? Pues hazle un corte de mangas a sus algoritmos y envía toda esa información directamente por email y sin depender de intermediarios.

Todo en Internet puede resolverse a golpe de email.

Otra cosa que siempre ocurría en las películas de Kung Fu es que no valía dar cualquier tortazo para ganar. Siempre había un golpe secreto ganador.

Mis mejores golpes los he recopilado aquí:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. En el enlace de arriba no hace falta gritar a lo loco como un chino haciendo Kung Fu al dar al botón “Enviar”.

Mi triste realidad… y también la tuya

Hola

El dato demoledor de hoy es este:

“Los consumidores aceptan perder a 9 de cada 10 marcas”.

Si tu actividad se desarrolla en LATAM, estás de suerte. Este dato se reduce a “solo” 7 de cada 10.

Terrible.

Tú ahí batiéndote el cobre por sobrevivir con otras 8 marcas a las que nadie le importa si viven o mueren. Que si un logo bonito, que si responsabilidad social corporativa, que si atención de primera en redes sociales… Para nada.

Así es mi triste realidad… y también la tuya. Estas son las reglas con las que nos ha tocado jugar.

Otra cosa distinta es si me preocupa este desolador panorama. La verdad es que no. Tengo un plan para no sentirme aludido por esta estadística. Es un plan muy sencillo y te lo voy a contar ahora mismo.

Se trata de un plan para ser esa marca que los consumidores no aceptan perder.

Envío un email cada día a mi lista de suscriptores.

Así de sencillo. No aspiro a que 9 de cada 10 consumidores se acuerden de mí el día que no esté. Ni siquiera aspiro a que ese consumidor de cada diez que se preocupa por las marcas que consume me perdone la vida.

Tan solo necesito impactarte a ti y al resto de pocas personas con las que tu nombre y tu email comparten unos bits en un servidor en algún lugar de la Unión Europea.

Si cada día mi nombre aparece en tu bandeja de entrada, voy a conseguir que mi nombre no pase desapercibido. Tanto si es para que me llames “el pesado del email diario” como si es para que asocies mi nombre a mi profesión, a aquello en lo que soy experto: Email Marketing.

Solo eso.

Ni siquiera aspiro a que leas todos mis emails (aunque me consta que hay mucha gente loca que sí lo hace).

Y también sé cómo esto hace sentir a la mayoría de los suscriptores de esta lista. Ese sentimiento se resume en un “Mis suscriptores no van a aceptar que todos los días les envíe un email” o un “No sé si seré capaz de escribir un email todos los días a mi lista de suscriptores con intención de vender”. Lo sé porque yo también estuve como tú estás ahora: Equivocado.

Para lo primero, que tus suscriptores quieran que les ayudes más a menudo, solo puedo decirte que el mundo es de los valientes. Adelante, empieza a escribir y a dar al botón “Enviar” más a menudo.

Para lo segundo, para que no te falten ideas y recursos para ofrecer tus servicios y productos a tus suscriptores, tengo más de 200 emails listos para que los copies y los pegues. Incluso que los modifiques a tu antojo para convertirlos en mucho más que 200 emails.

Los tienes aquí:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. Y ni siquiera tienes que empezar con un email al día. Lo que te enseño en el enlace de arriba te va a servir con mucho menos.

Cómo NO se liga en una discoteca

Hola

En la película “Una mente maravillosa” había una escena en la que John Nash y sus amigos empollones salen al bar a ligar.

John Nash utiliza lo que luego se llamaría El Equilibrio de Nash para que todos logren su objetivo.

El suyo es una rubia a la que miran todos los hombres del bar. Y allá va el galán a por el deseo de todos los que estaban alrededor.

Decidido, seguro de sí mismo…. hasta que ya está junto a la chica.

Se queda mudo, sin saber qué decir. La chica se queda esperando a que le digan algo que nunca llega:

“¿Me invitas a una copa?”, dice ella finalmente, harta de esperar.

“No sé lo que se espera que diga para que tengas relaciones sexuales conmigo, pero, ¿podemos fingir que ya lo he dicho todo? Solo se trata de un intercambio de fluidos. Podemos pasar directamente al sexo”, fue todo lo que acertó a decir John Nash.

Si has visto la película, ya sabes cómo acaba la escena.

Si no la has visto y eres un marquetero estándar, también sabes cómo acaba.

A ver, admiro a John Nash. Yo también era un tío seguro de mí mismo a más de 10 metros de la chica que me gustaba. Y ya me hubiera gustado que todo fuera tan fácil como ir al grano, hablar de características y ahorrarme tiempo y energías.

Pero sabía que las cosas no funcionaban así. Me pasaba como a los marqueteros de los que te hablaba en este post. Creía que a base de mirarla, sería ella la que vendría a decirme lo que John Nash le dijo a su pretendida.

Me hinché a preguntar a mis amigos más “espabilados” qué es lo que decían para mantener durante tanto tiempo la atención de las chicas a las que se acercaban a la vez que iban acercándose a su objetivo.

Y siempre obtenía la misma respuesta: “Pues no sé. Lo que se te ocurra”. Pero a mí eso no me servía. Cuando llegaba el momento clave, no me salían las palabras.

Hubiera dado lo que fuera por haber tenido una guía clara de qué decir y en qué momento decirlo.

Algo como esto:

https://remitentes.com/planifica

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

El secreto de atracción del flautista de Hamelín

Hola

Desde hace años me fascina la capacidad que la gente tiene para trabajar gratis y, al mismo tiempo, no parar de quejarse por el escaso retorno económico que les genera ese trabajo altruista.

En el mundillo del marketing digital esto se traduce en el entusiasmo con el que aquellos que se inician acogen la idea de “entregar valor” y pensar que solo con eso llegarán las ventas.

Posts en blogs de miles de palabras, tutoriales en YouTube que te lo dan todo resuelto, cientos de publicaciones en redes sociales…

Todo esto bajo la (falsa) premisa de que tu contenido es tan bueno que los clientes vendrán solos atraídos como ratas por el flautista de Hamelín.

Al grano: Las cosas no funcionan así.

El flautista de Hamelín se acercó a un pueblo con un problema real y les expuso claramente su propuesta: “Os quito las ratas de encima y me pagáis mi tarifa”.

No llegó al pueblo, se hizo amigo del alcalde en Facebook, le enseñó los beneficios de saber tocar la flauta y luego invitó al pueblo a un training en el que hacerles conscientes del problema de ratas que tenían y cómo acabar con las ratas les cambiaría la vida.

No hizo eso. Porque la gente del pueblo eso ya lo sabía. Querían una solución.

Así que, como te decía, el flautista cerró el trato con el pueblo y se deshizo de las ratas.

Y aquí es donde fallan la mayoría de las personas que no hacen Email Marketing o, peor aún, que lo hacían, pero desistieron de seguir haciéndolo por falta de resultados.

Se dedican a aportar valor a gente que lo que necesitan son soluciones. Y el valor puede estar bien para un rato, pero en algún momento hay que hablar claro y decirle a tus suscriptores que intercambias tus servicios por su dinero.

Y que los dos vais a estar contentos. Ellos porque solucionan su problema y tú porque puedes llenar la nevera.

Esto, que parece obvio, es un problema para la mayoría de la gente que hace Email Marketing. Porque la propuesta que prefieren, en la que se sienten cómodos, se parece mucho a algo como:

“3 flautas que te ayudarán a acabar con las ratas”.

“Cómo descubrí que las ratas y las flautas no se llevan bien”.

“Los 10 mejores flautistas quitarratas que encontrarás en Internet”.

“5 errores que debes evitar para que tu pueblo se llene de ratas”.

Y nunca se parece a:

“Elimino tus ratas en una hora. Te cuento cómo”.

“Si hoy no elimino a tus ratas, mañana tus ratas te eliminarán a ti”.

“Resuelvo todas tus dudas sobre cómo puedo eliminar tu problema con las ratas”.

Los primeros aspiran a hacer real eso de “vender sin parecer que vendes”. Los segundos, no aspiran, sino que simplemente venden.

Hay una gran diferencia.

Dicho esto, si tu problema es qué decir en cada momento para vender y dejar de aspirar a vender, te he hecho el trabajo:

https://remitentes.com/planifica

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. En el enlace de arriba no enseño a tocar la flauta.

Todas las newsletters son iguales

Hola

Bueno, a lo mejor me he pasado un poco con el título de este post. Aun así, voy a intentar justificarlo.

Recuerdo cuando en el colegio nos explicaban aquello de la estructura de un cuento o de cualquier historia que nos cuentan.

Introducción >> Nudo >> Desenlace

Más sencillo, imposible. No me extraña que los niños se queden absortos con algo tan sencillo.

Y lo que vale para los niños también vale para los adultos.

Yo hago algo similar en mis newsletters. Una estructura sencilla y eficiente. Lo segundo es consecuencia de lo primero.

Introducción >> Nudo >> Desenlace

El desenlace es la clave. Yo tengo uno en la cabeza y tengo que hacerlo muy bien en la introducción y en el nudo para que sea el que yo quiero. Esto es importante: Es tu suscriptor quien decide el desenlace de su historia:

Abre, no abre, clica, no clica, compra, no compra…

Tienes que llevarle de la mano hasta el desenlace deseado. Deseado por ti.

Y hay una estructura para esto. Siempre es la misma. Lo que cambian son los objetivos y, por lo tanto, los argumentos. Argumentos para vender, para generar confianza, para volver a vender, para vender a quien no te quiere comprar…

De lo uno (la estructura) y de lo otro (argumentos), tienes una buena cantidad en el siguiente enlace:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. El enlace de arriba es mi sistema antiexcusas desarrollado después de años de escuchar constantemente eso de “no hago Email Marketing porque no sé qué escribir a mis suscriptores”.

Dedica todos los días un momento a esto

Hola

Sal de la inmediatez.

Todo ahora está pensado para vivir en la inmediatez. Fuera de la visión a largo plazo (incluso a medio plazo).

¿Quieres ver una película? La tienes a un solo clic de botón en cualquier dispositivo que tengas a mano.

¿Quieres saber algo? Ya no razonas o debates con quien tienes frente a ti. Google tiene la respuesta inmediata.

¿Quieres ganarte la vida con ingresos que vengan a través de Internet? Tienes infinidad de recursos gratuitos y de pago que te prometen el oro y el moro.

Pero no hay ni oro, ni moro.

La gente que tiene éxito no vive en la inmediatez, sino en aquello que quieren conseguir de verdad.

La gente que logra la libertad financiera, empezó a lograrla años atrás. Poquito a poco. Invirtiendo lo poco que podían al principio y no dejando el hábito del ahorro a través de la inversión en ningún momento.

La gente que tiene listas de miles de suscriptores, empezaron uno a uno, y con el objetivo en mente de no pensar en lo que tenían en ese momento.

Consigues varios suscriptores y tienes que ponerte como objetivo replicar lo que te ha permitido lograrlos tantas veces como sea necesario hasta que tengas una lista de suscriptores fieles.

Poco a poco. Suscriptor a suscriptor. Sin renunciar a tus ingresos online desde el primer momento.

No se trata de mirar lo que tienes bajo los pies, sino de mirar lo que tienes que hacer en el siguiente paso. Y, cuando lo hayas hecho muchas veces, darte la vuelta y contemplar lo que has conseguido.

¿Cuántos seguidores tenías en tu red social de referencia hace un año? ¿Cuántos tienes hoy?

¿Cuántos suscriptores tenías en tu lista hace un año? ¿Cuántos tienes hoy?

Y, lo más importante, ¿qué has hecho para conseguir estar mejor que el año anterior? ¿Qué vas a hacer para convertir ese progreso en clientes para tu negocio?

En definitiva, ¿cómo se monetiza una lista de suscriptores? No creo que te responda mi respuesta: Enviando emails. Puede parecer obvio, pero la red de redes está plagada de listas de suscriptores abandonadas.

Y uno de los principales motivos para abandonar listas de suscriptores es no saber qué decir en cada momento y cómo contarlo para que tus suscriptores pasen de ser meros lectores a ser lo que tú necesitas: clientes.

No sé cuál es tu excusa, pero sí sé cuál es tu solución. La tienes en este enlace:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. Y, una vez que ya sabes cómo, ya solo tienes que sentarte y aplicarlo.

Qué emails enviar cuando no envías nada

Hola

Una de las consultas más frecuentes que me llegan a diario es la de la culpa por no haber enviado nunca emails a los suscriptores o hacerlo de Pascuas a Ramos.

Si te identificas con esto, no sufras, eres un emprendedor online normal. Los raros somos los que tenemos una lista de suscriptores y la utilizamos para vender.

También supongo que, si estás leyendo esto, quieres pasarte al equipo de los raros, ¿no?

Pues toma nota, que hoy vamos a ir al grano.

Primero, las malas noticias. Dejar enfriar tu lista de suscriptores tiene un precio. No me refiero solo a que estás pagando un proveedor de servicios de Email Marketing que no estás utilizando más que para dar la bienvenida. Me refiero a que tu lista se devalúa, como el dinero cuando lo guardas debajo del colchón.

(Dato: Tu lista sufre un deterioro natural del 25% al año. Emails que ya no funcionan o no existen, suscriptores que ya no están interesados en lo que les cuentas, aumento de tus tasas de spam o promociones…)

Las buenas noticias son que mejorar estas cifras está en tu mano. Y que puedes “resucitar” tu lista de suscriptores y ponerla en modo “ventas”.

Otra buena noticia es que hay una forma sencilla de hacerlo y empezar a ver resultados en el corto plazo.

El concepto de hoy que te va a ayudar con esto es el lead nurturing.

La definición de barra de bar de lead nurturing es que se trata de aquello de lo que la mayoría de los marqueteros te cuentan, pero ninguno aplica (ni para ellos ni para sus clientes).

Esto, traducido a tu día a día, se trata de orientar a tus suscriptores hacia el objetivo que te has propuesto. Por ejemplo, conseguir las ventas de un producto o servicio.

En realidad, el lead nurturing son las migas de pan que tienes que ir dejando para hacer conscientes a tus suscriptores del problema que tienen, guiarlos hacia la percepción de que tú eres parte de la solución a ese problema y, por último, convencerles que tu producto o servicio es lo que necesitan.

Y esto es especialmente necesario en dos casos: suscriptores nuevos y suscriptores que has dejado enfriar.

Más buenas noticias: Te he hecho el trabajo duro y he creado los emails que necesitas para esto. Incluso mucho más porque también vas a encontrar varias secuencias de ventas para que no te falten recursos ni ideas. Da igual si lo que vendes son productos o servicios.

Vas a encontrarlos aquí:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. No se trata solo de aportar valor 😉

Me han dicho que mi camisa es fea

Hola

Sonia, suscriptora, me envía el siguiente email

“Acabo de leer su correo y no me tengo por qué sentir aludida porque no soy trafficker pero sigo a Roberto Gamboa en las redes y es curioso……. Para no querer saber nada de él lo utilizáis como reclamo, y hoy es el segundo correo similar que leo……atacándole para ganarle….. me apunto a todos los webinar, cursos, y demás que veo …. Este verano me ha dado por ahí, algunos los veo, otros simplemente por sólo como se anuncian ni entro……….

Si supieras mucho de marketing………….sabrías que sólo tu camisa es motivo para no ver el curso. Es horrorosa y lo pensé la primera vez que la ví pero no por ello me iba a dejar influenciar…….dí una oportunidad a tu curso, pero este correo………..que barato te sale

No te vale venderte a ti mismo sin atacar al de al lao??”.

Pues para no sentirse aludida, Sonia ha repartido cera a diestra y siniestra.

Siento mucho que mi camisa haya enturbiado la comprensión lectora de de Sonia. En ningún momento el objetivo de mis comentarios fue Roberto, sino Alejandro, el traficante que no trafica.

También siento mucho que Sonia no llevara por mi newsletter el tiempo suficiente para saber cómo funcionan por aquí las cosas.

Como no voy de lead magnet en lead magnet, no sé qué es lo que comentan otros de Roberto. Si llevas el tiempo suficiente por aquí, ya sabrás que he dicho muchas cosas buenas. Incluso yo no es que le siga en redes como Sonia, sino que he comprado alguno de sus cursos (no su máster, que no va conmigo). Hasta en alguna ocasión he participado como afiliado de esos cursos.

Esto convierte mis palabras en información, no opinión.

Lo que pasa es que Sonia ha detectado que tengo un problema. Bueno, en realidad parece que tengo dos (parece ser que uno de ellos es mi camisa). Pero ahora te quiero hablar del otro.

Soy hermano mayor. Y esto tiene consecuencias. Los hermanos mayores desarrollamos un instinto de protección que al final aplicamos a todo en la vida. En el caso que nos ocupa, mi responsabilidad es velar por el bien de mis suscriptores.

Así que, cuando alguien me escribe para pontificar con ideas que solo te van a llevar a la ruina, siento la obligación moral de avisarle y avisar al resto. Si no lo hiciera así, estaría haciendo un flaco favor a mis suscriptores.

A pesar de mi camisa, soy muy buen marquetero y hago ganar mucho dinero a mis clientes con mis cursos y servicios. A cambio, tienen que aguantar mi camisa y hasta mi cara. Mi anterior foto era peor, así que supongo que ahora soy todavía mejor marquetero.

No sé si entendí bien el razonamiento. Conozco a mucha gente fea y mal vestida que me ha enseñado muchas cosas. A lo mejor es porque entre feos nos apoyamos o formamos parte de alguna conspiración antivacunas o terraplanista. O que no nos aceptan en el club marquetero en el que Sonia te dice cómo vestir. Creo que lo que sale barato no es escribir un email, sino disimular en la ropa de los demás lo que no eres capaz de aprender de lead magnet en lead magnet hasta la infoxicación final.

En este post hay muchas lecciones:

La primera es que te cuides de quien no polemice en algún momento. Trata a tus suscriptores como te gustaría que te trataran a ti. Te lo agradecerán. Hoy te he hablado del email de Sonia, pero recibí muchos más dándome las gracias.

Si solo vas a consumir recursos gratuitos, déjate los prejuicios en casa y aprende a leer entre líneas. Lo vas a necesitar. Nadie te va a dar gratis todas las piezas del puzzle, así que vas a necesitar poner un extra de tu parte para progresar.

Cuando no lo consigas (me refiero a progresar con un plan estival de formación gratuita), recuerda que la culpa es tuya y no de las pintas del profesor.

Vende siempre que puedas. Y díselo a tus suscriptores. No son tontos y saben de qué va esto. Bueno, alguno a veces no, pero no merece la pena perder el tiempo en cambiar su opinión.

(Corolario del párrafo anterior: Huye siempre de formaciones que te digan que no vendas).

No te sientas culpable por salir a vender. Cuando entro en una tienda, sé que lo único que me une a la persona que la atiende es que él quiere mi dinero y yo quiero sus productos. Es una relación justa y necesaria.

Tampoco olvides que para conseguir el dinero de tus suscriptores, tienes que ser mejor que tu competencia.

Y todo lo que sé acerca de cómo hacer esto lo cuento aquí:

https://remitentes.com

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD: Y, por último, la gran lección es que no sigas mis consejos sobre camisas. O sí, que para gustos están los colores.

El traficante que no trafica

Hola

El otro día recibí un email de Alejandro, traficante y exsuscriptor, que me dejó una reflexión que no podía dejar pasar por alto.

Alejandro se presentó como un traficante de la escuela de Roberto Gamboa (agradecí la aclaración porque no quiero líos con la policía) que se acababa de suscribir a mi lista, pero…

Ya sabes, siempre hay un pero…

Mejor que te lo cuente él mismo:

“Lo digo de buen rollo, pero no se puede ser tan invasivo pidiendo que te compren algo, sin saber si funcionará, me parece muy violento más que nada te lo dice un Trafficker Digital formado por Roberto Gamboa, yo a mis clientes les aporto valor y luego ellos deciden te doy mi opinión no de mal rollo, sino que si tú vas por la calle antes de entrar en una tienda es como si te pusieran, si entras tienes que comprar, el 99 por ciento de la gente se iría y te lo dice una persona que sabe del tema, no te lo tomes a mal, pero no puedes pedir que te compren un producto sin que sepa nada el comprador, me parece muy violento”.

Suerte, Alejandro. La vas a necesitar para vender ahí fuera y recuperar los 5.000€ del máster de aportar valor y no vender.

Y me sorprendió esto porque precisamente Roberto Gamboa se ha hinchado a vender con lo que Alejandro critica. Y seguro que tampoco le han dicho eso de que vender es violento.

A ver, para mí violento es escuchar a tus padres en la otra habitación haciendo cosas de padres o que alguien te suelte un mamporro… Pero vender, lo que se dice violento no me parece.

Vender es necesario. Y cuanto antes lo hagas, mejor. Sobre todo si inviertes en publicidad o te has gastado un pastón en que te enseñen a hacerlo.

También me sorprende que a nuestro traficante de hoy no le hayan explicado una táctica tan básica. Y lo digo en serio. Es algo tan básico que regalo el cómo lo hago.

Lo tienes en este enlace:

https://pacovargas.es/empieza

En este enlace cuento muchas cosas:

  • Cómo monetizar tu lista sin esperar a tener miles de suscriptores (o aportar valor sin saber adónde te lleva).
  • La estrategia que critica Alejandro y por qué no tienes que hacerle caso.
  • Qué listas necesitas construir para tener un negocio online viable.
  • Qué emails puedes enviar a tus suscriptores.
  • Cómo debe ser tu secuencia de bienvenida.

Y más cosas que debes saber y que tan solo tienes que hacer clic arriba para descubrirlas.

Y ahora tienes dos opciones: ver el enlace de arriba y aplicar lo que te digo para vender cuanto antes o marcarte un Alejandro y abandonar mi newsletter porque no aguantas la violencia contenida en ella.

También puedes esperar a la próxima edición del máster de los 5.000€ para aprender a aportar valor.

Mientras tanto, con tu permiso, voy a seguir vendiendo. Y a hacer vender a mis clientes también.

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. Si después de ver el contenido del enlace de arriba quieres llevarte hecho el trabajo de escribir los emails que vas a necesitar, tu enlace es este de aquí debajo:

https://remitentes.com/emails-infinitos

Cuál es el mejor momento para vender por email

Hola

A menudo me preguntan cuántos emails de valor hay que enviar antes de pedir dinero a nuestros suscriptores.

(Explico exactamente qué es entregar valor a tus suscriptores aquí).

En La Comunidad Remitentes doy un ratio valor/ventas para quienes me hacen esta pregunta.

También me preguntan mucho cuál es el orden correcto (o perfecto) de los emails de un autoresponder de bienvenida.

No te lo vas a creer (guiño, guiño, codazo, codazo), pero también lo explico en La Comunidad Remitentes, al hablar de las distintas secuencias de ventas que puedes utilizar para convertir a tus suscriptores en clientes.

Ya te he dicho dónde encontrar los detalles. Y te voy a decir cuándo es el mejor momento para vender tus productos y servicios.

Es ahora. Y mañana. Y pasado mañana.

La gran ventaja del email es que tú decides cuándo, qué y a quién quieres vender lo que sea que tengas que vender.

En agosto, en domingo y los viernes por la tarde.

Repito: Tú decides.
También puedes decidir si aprovechas la oportunidad de unirte a La Comunidad Remitentes.

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

Por qué sé que esto del Email Marketing es para ti

Hola

Hace un par de semanas me hicieron la pregunta del millón:

“Lo que cuentas está muy bien, pero, ¿en qué se traduce esto del Email Marketing?”.

Vamos, que para qué puede servirte.

Te voy a dar unas cuantas ideas:

>> Para conseguir visitas bajo demanda a tus páginas de ventas sin tener que pelearte con el algoritmo de Google. Tú decides qué vendes y cuándo lo vendes.

>> Para tener un flujo constante de clientes. Todos los días habrá alguien recibiendo un email de ventas si configuras bien tu autoresponder.

>> Para ser dueño de tu propia comunidad. Tu lista de suscriptores es tuya y no depende de que la red social de moda desaparezca o ya no la utilicen tus seguidores.

A mí esto ya me parecen suficientes motivos como para ponerme las pilas con el Email Marketing.

¿Y qué necesitas para que la maquinaria se ponga en marcha?

>> Un buen gancho que te diferencie de todos esos lead magnets que no aportan nada y atraiga a los suscriptores que realmente te interesan.

>> Una oferta que tus suscriptores deseen comprar sin que tengas que competir por precio.

>> Cómo acertar siempre con el contenido de tus emails.

>> Crear la estructura de tus propios emails sin meter la pata con el diseño.

>> Una batería de recursos para vender por email. Secuencias adecuadas para cada estrategia que quieras utilizar.

>> Automatizar procesos para que no se te escape una sola venta por estar durmiendo o de vacaciones.

>> Un criterio claro para optimizar tus campañas y saber que siempre estás utilizando la mejor versión.

>> Cómo hacer crecer tu sistema con embudos de venta por email.

Aunque, si te soy sincero, creo que lo mejor es tener todo esto a tu disposición en el mismo lugar. Concretamente aquí:

https://remitentes.com

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

Mi respuesta a cómo automatizar tus emails

Hola

Escribir emails da mucha pereza.

Esta es mi conclusión después de haber hablado con cientos de emprendedores sobre su estrategia de Email Marketing. Siempre surge lo que yo llamo “La Carta a los Reyes Magos”.

“Es que yo lo que quiero es que, cuando alguien se suscriba a mi lista, le lleguen los emails de forma automática. No tengo tiempo para escribir a mi lista”.

Hace unos años tuve un cliente que me contrató para generar una automatización con 365 emails. Cuando alguien entraba a su lista, recibía esos emails uno detrás de otro. Implacable, sin sentimientos.

Automatizado.

¿Y qué pasaba el día 366? Que enviaba al suscriptor al día 1… y vuelta a empezar.

Implacable, sin sentimientos. Automatizado.

“Si después de un año no me ha comprado, solo tenía dos opciones: eliminarlo o insistir”, se justificaba. Era feliz porque no era consciente de lo que pasaba con sus suscriptores.

No tener tiempo para escribir a tu lista es lo mismo que no tener tiempo para vender. Te va a salir mal.

No puedes automatizar emails hasta la eternidad. Y tampoco tiene sentido.

No puedes automatizar hasta el infinito porque llegará un momento en que habrá un último email en la automatización… y los suscriptores que lleguen ahí dejarán de saber de ti y de cómo puedes ayudarles.

O llegará un momento en que, si no quieres que esto ocurra, tendrás que seguir escribiendo emails. ¡Vaya! Justo lo que no querías.

Aun así, para tratar a tus suscriptores como a hámsters que corren dentro de una rueda que no les lleva a ningún sitio, también hay que sentarse a escribir emails. Mi cliente escribió exactamente 365 emails.

También necesitas conocer qué tipo de hámster quieres, qué oferta puede interesarle y cómo y cuándo ponerle la oferta delante.

Todo eso lo tienes aquí:

https://remitentes.com/planifica

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

La teoría y la práctica del Email Marketing en el mismo sitio

Hola

Hace unos días hablé con Pepe, suscriptor que se interesó por mis servicios.

La sesión derivó en una charla de casi 2 horas en las que hablamos de lo divino y de lo humano.

En un momento de la conversación Pepe dijo una frase que resume a la perfección la diferencia entre un experto cualificado y alguien que dice ser un experto.

“No es lo mismo reparar que arreglar”.

Todavía no te lo he dicho: Pepe es técnico de reparaciones certificado.

Respecto al Email Marketing, la mayoría de las newsletters que llegan a mi bandeja de entrada (que seguro que se parece mucho a la tuya) es de gente que hace arreglos. Replican sin criterio propio lo que ven en otras newsletters y al final todas parecen iguales.

A veces esto funciona, la mayoría de las veces no.

Las newsletters que marcan la diferencia son las que conocen lo que funciona, lo entienden y entonces (nunca antes de entenderlo) lo aplican.

De esto va (sí, lo has adivinado) La Comunidad Remitentes. Primero entiendes todo el potencial del Email Marketing y después (incluso durante), te enseño a aplicarlo de forma práctica.

Junto con toda la “teoría”, tendrás a tu disposición todas las plantillas de emails que necesitas: ventas, lead nurturing, rescate de suscriptores inactivos, carro abandonado, autoresponder de bienvenida…

Es un recurso pensado contra la típica excusa de “no sé qué escribir a mis suscriptores”.

Así es como se copia y se pega de forma eficiente.

En este enlace:

https://remitentes.com

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. En el enlace de arriba también tienes acceso directo a mi soporte. Sin becarios.

Es oferta, no descuento. Parece lo mismo, pero no lo es

Hola

Hay una cara que veo muy a menudo por Zoom, el software de moda para las videoconferencias online.

Es una cara de me han pegado un puñetazo en el hígado, pero tengo que mantener la compostura. No tengo que mostrar debilidad.

Es la cara que ponen muchos de los profesionales que han pasado por mi consultoría cuando les pregunto cuál es su oferta…

… y la confunden con un descuento.

Es la cara de “no puedo seguir compitiendo por precio. No me pidas eso”.

Y yo no he dicho descuento en ningún momento. He preguntado por una oferta. Se parecen, pero no es lo mismo. Más bien son conceptos que se han confundido en el imaginario colectivo.

Nunca le pido a mis clientes hacer cosas que yo no haría para mi propio negocio. No hago descuentos, pero sueles tener una oferta. Es más, lo normal es que el precio suba, no que baje.

Esto lo tienen muy claro los miembros de La Comunidad Remitentes. Más de uno negará que haya hecho las cosas de otra manera en el pasado 😉

Por ejemplo, esta semana puedes acceder a La Comunidad Remitentes al precio que veas cuando cliques, pero nunca más barato.

Y, aun así, me permito el lujo de tener ofertas.

El precio que veas en este momento es el mismo que habitualmente, pero, si juegas bien tus cartas, es muy probable que hayas amortizado el importe del curso antes de que tengas que renovar tu suscripción.

Esta es mi oferta.

https://remitentes.com

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

Ese tren no volverá a pasar

Hola

Diego, suscriptor, me confesó hace unas semanas que no se unía a La Comunidad Remitentes porque no era su momento “y las ofertas siempre vuelven”.

Pues sí y no. O no y sí. Depende.

Puede que decidas que no es el momento de digitalizar el marketing de tu negocio, pero, si vas a hacer marketing digital, me da igual qué estrategia te haga feliz: el Email Marketing no es una opción. Tiene que estar en la ecuación.

Y, si sabes escribir emails, puedes hacerlo.

Tus clientes reciben emails, escriben emails y leen emails. Si no estás haciendo Email Marketing, esos emails que leen son los de tu competencia.

También puedes hacer como Diego y esperar a la siguiente “oferta”. Según él, siempre vuelven. Lo que yo sé de esto sobre mis precios es que aquella oferta que dejó pasar, no tengo en mis planes el volver a traerla.

El motivo es que, durante aquella última oferta, me escribieron otras personas que no eran Diego para decirme cómo podía ponerles más fácil la entrada a La Comunidad Remitentes y que ganáramos las dos partes.

No va a haber mejor momento para entrar que este en el que estás leyendo estas palabras. Es mi política de precios.

>> Haz clic aquí para conocer todos los detalles

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización
PD. Si cuando he dicho oferta, has entendido descuento, necesitas acceder a La Comunidad Remitentes. Te lo explico con todo lujo de detalles en este otro post.

Te estás complicando la vida

Hola

Si hay un tema recurrente que sale con todos mis clientes (da igual el servicio o formación) es el de aprovechar al máximo los recursos de que dispongas.

Primero exprimir y después expandir.

¿Qué quiero decir con esto?

Que me encuentro a diario con profesionales que van en busca de la próxima fórmula mágica o idea revolucionaria que les traiga unos ingresos extra.

Y no es que esto sea malo por sí mismo. Es solo que esto implica trabajar más para facturar más, sin garantías y sin necesidad.

Ya te he puesto dos ejemplos claros y muy sencillos para aumentar tu facturación sin perder la cabeza, sin inventar ningún nuevo producto o servicio, ni tener que comprar otra onerosa herramienta.

En este post te conté cómo vender más sin hacer descuentos y aprovechando la gente que te dice que no.

Y en este otro post te expliqué cómo vender a quienes nunca te abren los emails que envías.

No te compliques la vida. El éxito está mucho más cerca de lo que te imaginas.

Y cuesta mucho menos de lo que crees:

https://remitentes.com

https://remitentes.com/planifica

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. En los enlaces de arriba, te explico todo esto en detalle y te doy hecho el trabajo de escribir los emails que necesitas.

Cómo vender a tus suscriptores zombies

Hola

Si hay algo que me preocupó durante la pandemia fue la tolerancia que hemos llegado a tener con algunas cosas que dábamos por supuestas.

Por ejemplo, con la higiene más elemental.

Todavía recuerdo cómo al comienzo del confinamiento se destinaron ingentes cantidades de recursos a explicar a la ciudadanía cómo había que lavarse las manos.

También recuerdo el orgullo con que algunas personas salían en televisión presumiendo de ser de esas personas que se lavaban las manos todos los días.

¿De verdad? ¿En qué mundo vivíamos antes? A la vista de lo que te estoy contando, hemos tenido suerte de que la anterior pandemia fuera hace 100 años.

Pero vamos, que si hay un lugar en el que la higiene suele brillar por su ausencia es en las listas de suscriptores.

Por ejemplo, en la lista de suscriptores de Paloma, clienta, que me llamó “porque iba a llegar al límite de suscriptores y no quería pagar más”.

Esa es una de las razones por las que deberías hacer limpieza de tu lista de suscriptores zombies. Hay más, pero la que nos ocupa hoy es esta.

(Por cierto, zombie = suscriptor que no abre ninguno de tus emails).

Lo primero que hice fue evaluar el impacto de la limpieza. En el caso de Paloma, nos enfrentábamos a una potencial pérdida del 30% de los suscriptores.

He dicho potencial porque…

“Elimínalos a todos. Si no abren, no me sirven para nada”, exigió una apurada Paloma.

“¿Y si aprovechamos para vender algo?”, reté.

“Pero si no abren los emails… a ver si me van a cobrar porque me paso de suscriptores”.

“¿Me dejas que lo intente?”.

Como Paloma ya había trabajado antes conmigo decidió arriesgarse.

¿El resultado? 3491€ en ventas. A un segmento de suscriptores que llevaban meses sin abrir ni uno solo de los emails de Paloma.

No hice nada que no puedas replicar tú. Lo explico en detalle aquí:

https://remitentes.com/planifica

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. Lo que te acabo de contar no requiere ningún esfuerzo adicional. Se trata solo de vender con los recursos que ya tienes.

A este tipo le han salido mis cursos gratis

Hola

Jesús, cliente, me envió ayer un pantallazo y un comentario:

“Solo con esto ya recuperé el primer día lo que me costaste”.

¿Qué había en ese pantallazo? Si yo fuera tú me estaría haciendo esta pregunta. Y desearía conocer la respuesta porque Jesús se enfrentaba, antes de ese pantallazo, a un problema que tienen todas las webs que venden algo.

En ese pantallazo había 14 transacciones. 8 + 6 para ser exactos.

Si el pantallazo me lo hubiera enviado el día anterior, también hubiera habido 14 transacciones. O, mejor dicho, 14 + 0.

Y la diferencia entre uno y otro resultado es un solo email.

Pero, ¿qué diferencia? La diferencia entre rendirte o vender. Jesús decidió vender.

Antes de entrar en más detalles, te voy a dar un dato: entre el 50% y el 80% de las transacciones online son carros abandonados.

Gente que llega a tu web, ve tus productos o servicios, incluso introduce sus datos… y por alguna razón no termina de hacer la compra.

En el pantallazo de Jesús había 14 transacciones de carro abandonado (en realidad, había más, pero no cabían en el pantallazo que me envió). 8 de esos carros siguieron abandonados.

6 decidieron comprar.

El día anterior, esas 6 ventas se hubieran perdido. Y a Jesús solo le hizo falta un email.

Concretamente, un email que conocen todos quienes ya han hecho caso de lo que dice el siguiente enlace:

https://remitentes.com

Solo con el resultado de ese pantallazo Jesús amortizó con creces su confianza en mí.

Y todavía no ha utilizado ninguno de los cientos de emails restantes.

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. No, el email del que te hablo arriba no es un email con un descuento. Se trata de recuperar el interés de un suscriptor interesado, no de dejarnos dinero encima de la mesa.

Ser un macarra por email y vender aspiradores

Hola

Siempre digo que tuve la suerte de empezar a trabajar durante la crisis económica de los años 90.

Esto me permitió aprender de la mano de profesionales que estaban hípercualificados para el trabajo que realizábamos. La mejor prueba que tengo de esto que te digo es que todos esos profesionales consiguieron trabajos mucho mejores cuando amainó la crisis. Con gran éxito todos ellos.

Ha llegado el momento de dar entrada a estos grandes profesionales en este blog para que tú también puedas aprovecharte de esa experiencia.

Hoy te hablaré de Antonio Calero. No busques nada oculto en el orden. Antonio es el primero al que me refiero tan solo porque me viene bien para lo que te tengo que contar hoy.

Antonio era un veterano cuando aterricé como compañero (aprendiz) suyo. Más de 10 años de experiencia en la misma sección: venta de electrodomésticos.

Estaba más quemado que la moto de un hippie, pero nunca perdía la sonrisa… y se ganaba la simpatía de sus clientes. A pesar de reírse de ellos en su cara.

Era gracioso. Te lo cuento con un ejemplo.

Vender electrodomésticos es algo muy complicado. A ver, entiéndeme. Son aparatos necesarios para la calidad de vida de quienes los compran, pero, no nos engañemos, ya está todo inventado.

Lavadoras, lavavajillas, frigoríficos… Cualquier tienda tiene el mismo aspecto: exposiciones de aparatos con las mismas medidas, el mismo color, las mismas funciones.

Complicado comunicar a un cliente por qué dos cosas que parecen exactamente iguales pueden llegar a tener precios tan distintos.

El paradigma de todo esto son los aspiradores. Un aspirador solo tiene una función: aspirar. Puede hacerlo más fuerte o más flojo, pero no hace nada más. El avance tecnológico más significativo en este campo durante décadas fue el recogecables automático.

¿Cómo hacer destacar tu aspirador entre todos los modelos que existen? A lo mejor a ti se te hubiera ocurrido otra cosa, pero a los fabricantes se les ocurrió hacerlos con colores llamativos: amarillo fosforito, rosa chillón, morados…

Así que, así las cosas, esto es lo que ocurría cada vez que una pareja (normalmente estas compras se hacen en pareja) quería un aspirador: al final la elección se reducía a cuál era el que mejor entraba por los ojos.

Hay algo que tienes que saber y que aprendí en mis casi 10 años vendiendo electrónica y electrodomésticos: como norma general, los hombres compran prestaciones técnicas y las mujeres compran por afinidad. Y en el caso de los vendedores, los hombres vendemos prestaciones técnicas y las mujeres venden… pues venden lo que sus clientes quieren realmente.

Los hombres vendemos características y las mujeres venden beneficios. En esto, las mujeres llevan siglos de ventaja a los hombres. Son mucho mejor vendedoras.

Aprender esto (y aplicármelo) me supuso mucho esfuerzo… y muchas alegrías.

En el caso de los aspiradores, esto se resume en que llegaba la pareja y le exponía las (escasas) diferencias entre unos y otros: potencia de succión, número de accesorios, años de garantía… Y al final, la venta se reducía a un “Me llevo el amarillo”.

Frustrante.

Pero Antonio (te dije que te iba a hablar de Antonio, ¿recuerdas?) no se conformaba con esto. Antonio vendía siempre lo mejor. Y diseñó una frase demoledora que derribaba cualquier resistencia contraria a comprar características.

No, ahora no te voy a decir que es una frase que todo el mundo debería saber y que la encontrarás en las plantillas que encontrarás en La Comunidad Remitentes. No, te voy a contar cuál era la frase.

Sigue leyendo.

Cada vez que Antonio se empeñaba en vender lo que él compraría, sus ventas se caían con la frase “Pero es que es muy feo”. Así que, un día Antonio creó la respuesta ganadora: “Bueno, para sacarlo de paseo no es”.

Fue como un shock, un golpe ganador… Derribó la principal objeción de compra con una sola frase.

Flipé tanto que me decidí a utilizarlo en mi siguiente venta… ¡y también funcionó!

Y se lo contaba a todos los nuevos empleados que se formaban conmigo. “Jiji, jaja. ¡Qué grande ese Antonio!”. Todo eran días de vino y rosas.

Peeeero (siempre hay un pero). Un día esta frase cayó en la boca equivocada. Un vendedor del tipo de los que cuando contaban un chiste, la gente le daba el pésame.

Un gris. Un triste. Poco simpático.

Allá que soltó la frase… y le cayó una reclamación en atención al cliente.

Porque no todo el mundo puede ser gracioso, o hacer la antiventa, o reírse de sus compañeros de sector, o de sus clientes… y salir indemne.

Te lo cuento porque últimamente veo muchas newsletters de gente que acaba de empezar y quiere ir de macarra en sus emails. Y además caer bien.

Gente de esa que lloras cuando te cuenta un chiste.

Pero el problema no está en ser simpático o no. Esto es confundir la forma con el fondo.

Lo que necesitas es entender por qué y cómo enviar cada email. A partir de ahí, la forma y el momento vienen solos.

Por eso, junto a las cientos de plantillas de emails que encontrarás en La Comunidad Remitentes, hay una sección que explica todo eso antes de ponerte a copiar y pegar.

Una explicación para cada uno de los tipos de emails que encontrarás: de ventas, autoresponder, lead nurturing, de rescate, carro abandonado…

Porque para ser Antonio Calero no es suficiente con copiar sus palabras o su estilo. Eso te convierte en un profesional más del montón.

Así es como las plantillas te dan mucho más juego que “solo” unos simples emails. Cuando entiendes cómo funcionan, puedes combinarlos y tener ideas para siempre. Adaptados a tu forma de ser y de expresarte, sin perder de vista lo que necesitas decir para vender por email.

Y, lo más importante, puedes adaptar los mensajes a lo que tus suscriptores quieren (necesitan) leer para convertirse en clientes.

Y lo tienes todo en este enlace por mucho menos de lo que te cuesta un día de las vacaciones que te quieres coger:

https://remitentes.com

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. En el enlace de arriba te ahorras el coste de meter la pata.

Te cuento en qué mes vivo

Hola

Hay gente que vive en el día a día. Responden a la pregunta “¿Qué día es hoy?” mirando el calendario y respondiendo lo que ven.

Si me preguntas a mí, te diré una fecha mínimo a dos meses vista.

Mis clientes también viven ya dentro de dos meses. Se planifica ahora, se recoge después.

Tanto ellos como yo, hoy estamos recogiendo lo sembrado durante las últimas 8 semanas.

Los negocios y la vida son así. Primero se siembra, después se recoge.

El drama actual de muchos negocios es no haber aplicado este principio básico. Y volverá a serlo dentro de unos meses. Porque la inmensa mayoría de los negocios online se juegan el año en apenas unas semanas: las que van del Black Friday al final de año.

Si quieres vivir de forma anticipada y no con la lengua fuera, puedo ayudarte con tu Plan de Acción Personalizado. Ya sabes, hablamos de tu negocio, te cuento lo que tienes que hacer y le tomas la delantera a tu competencia.

https://pacovargas.es/plan-personalizado/

Mientras te lo piensas, sigo planificando mis próximos meses.

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD. En el enlace de arriba, tú preguntas y yo analizo y respondo. Después tú implementas y me tienes durante 30 días a tu disposición para que no te pierdas en el camino 😉