Me han dicho que mi camisa es fea

Hola

Sonia, suscriptora, me envía el siguiente email

“Acabo de leer su correo y no me tengo por qué sentir aludida porque no soy trafficker pero sigo a Roberto Gamboa en las redes y es curioso……. Para no querer saber nada de él lo utilizáis como reclamo, y hoy es el segundo correo similar que leo……atacándole para ganarle….. me apunto a todos los webinar, cursos, y demás que veo …. Este verano me ha dado por ahí, algunos los veo, otros simplemente por sólo como se anuncian ni entro……….

Si supieras mucho de marketing………….sabrías que sólo tu camisa es motivo para no ver el curso. Es horrorosa y lo pensé la primera vez que la ví pero no por ello me iba a dejar influenciar…….dí una oportunidad a tu curso, pero este correo………..que barato te sale

No te vale venderte a ti mismo sin atacar al de al lao??”.

Pues para no sentirse aludida, Sonia ha repartido cera a diestra y siniestra.

Siento mucho que mi camisa haya enturbiado la comprensión lectora de de Sonia. En ningún momento el objetivo de mis comentarios fue Roberto, sino Alejandro, el traficante que no trafica.

También siento mucho que Sonia no llevara por mi newsletter el tiempo suficiente para saber cómo funcionan por aquí las cosas.

Como no voy de lead magnet en lead magnet, no sé qué es lo que comentan otros de Roberto. Si llevas el tiempo suficiente por aquí, ya sabrás que he dicho muchas cosas buenas. Incluso yo no es que le siga en redes como Sonia, sino que he comprado alguno de sus cursos (no su máster, que no va conmigo). Hasta en alguna ocasión he participado como afiliado de esos cursos.

Esto convierte mis palabras en información, no opinión.

Lo que pasa es que Sonia ha detectado que tengo un problema. Bueno, en realidad parece que tengo dos (parece ser que uno de ellos es mi camisa). Pero ahora te quiero hablar del otro.

Soy hermano mayor. Y esto tiene consecuencias. Los hermanos mayores desarrollamos un instinto de protección que al final aplicamos a todo en la vida. En el caso que nos ocupa, mi responsabilidad es velar por el bien de mis suscriptores.

Así que, cuando alguien me escribe para pontificar con ideas que solo te van a llevar a la ruina, siento la obligación moral de avisarle y avisar al resto. Si no lo hiciera así, estaría haciendo un flaco favor a mis suscriptores.

A pesar de mi camisa, soy muy buen marquetero y hago ganar mucho dinero a mis clientes con mis cursos y servicios. A cambio, tienen que aguantar mi camisa y hasta mi cara. Mi anterior foto era peor, así que supongo que ahora soy todavía mejor marquetero.

No sé si entendí bien el razonamiento. Conozco a mucha gente fea y mal vestida que me ha enseñado muchas cosas. A lo mejor es porque entre feos nos apoyamos o formamos parte de alguna conspiración antivacunas o terraplanista. O que no nos aceptan en el club marquetero en el que Sonia te dice cómo vestir. Creo que lo que sale barato no es escribir un email, sino disimular en la ropa de los demás lo que no eres capaz de aprender de lead magnet en lead magnet hasta la infoxicación final.

En este post hay muchas lecciones:

La primera es que te cuides de quien no polemice en algún momento. Trata a tus suscriptores como te gustaría que te trataran a ti. Te lo agradecerán. Hoy te he hablado del email de Sonia, pero recibí muchos más dándome las gracias.

Si solo vas a consumir recursos gratuitos, déjate los prejuicios en casa y aprende a leer entre líneas. Lo vas a necesitar. Nadie te va a dar gratis todas las piezas del puzzle, así que vas a necesitar poner un extra de tu parte para progresar.

Cuando no lo consigas (me refiero a progresar con un plan estival de formación gratuita), recuerda que la culpa es tuya y no de las pintas del profesor.

Vende siempre que puedas. Y díselo a tus suscriptores. No son tontos y saben de qué va esto. Bueno, alguno a veces no, pero no merece la pena perder el tiempo en cambiar su opinión.

(Corolario del párrafo anterior: Huye siempre de formaciones que te digan que no vendas).

No te sientas culpable por salir a vender. Cuando entro en una tienda, sé que lo único que me une a la persona que la atiende es que él quiere mi dinero y yo quiero sus productos. Es una relación justa y necesaria.

Tampoco olvides que para conseguir el dinero de tus suscriptores, tienes que ser mejor que tu competencia.

Y todo lo que sé acerca de cómo hacer esto lo cuento aquí:

https://remitentes.com

Un abrazo,

Paco Vargas

Email Marketing & Automatización

PD: Y, por último, la gran lección es que no sigas mis consejos sobre camisas. O sí, que para gustos están los colores.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Pásate por pacovargas.es/emmv y entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

pacovargas.es/emmv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.