Evita las bajas de tus suscriptores

Sí, hay newsletters por todos los lados. Hay bandejas de entrada que yo a veces las comparo con Twitter. Que mandas un email y como no te lo lean en el momento a los 5 o 10 minutos tu email ha desaparecido sepultado sobre una avalancha de correos electrónicos.

Es importante que conozcas cuál es el límite de suscripciones a newsletters que pueden aguantar tus suscriptores, pero más importante aún es que conozcas con detalle qué puedes hacer para que tus suscriptores se queden voluntariamente en tu lista.

Aporta valor

Lo primero que tienes que hacer es aportar valor. El otro día alguien me contaba que en un curso le dijeron que aportar valor estaba sobrevalorado, valga la redundancia, incluso que era contraproducente.

Bueno pues no es mi opinión, la verdad creo que hay que dar más a tus suscriptores de lo que ellos esperan de ti. No sólo a tus suscriptores, yo de hecho con mis clientes procuro dar más de lo que esperan, más de lo que explícitamente hemos contratado.

Yo no entiendo las cosas de otra manera. Ojo, esto no quiere decir que te pases dando, no puede ser que les quites la sed porque entonces no te van a comprar el agua, pero el valor aportar valor es lo que hace irresistible a una newsletter.

No puede ser que envíes una newsletter que cuando tus suscriptores lo lean no se lleven algo con ellos. Un pensamiento, una duda, una inquietud, una consciencia del problema que tienen, una solución, algo que les está ocurriendo y que tú puedes solucionar con tus productos o servicios.

No entiendo otra manera de hacer email marketing y marketing en general. Esto es lo que hace irresistible a una buena newsletter. No digo tampoco que tengas que conseguirlo con todos. Unos emails te funcionarán mejor, otros peor, pero unas veces impactas en unos suscriptores y otras veces impactarás menos pero no puedes dejar de aportar valor.

Tus suscriptores necesitan visualizar los resultados de aquello que tu solucionas antes de comprar tus productos. o servicios. Y no esperes a que lo visualicen solos, porque puede haber alguien ahí fuera que les haga visualizar cómo funciona con sus productos o servicios.

Ni siquiera tiene esa competencia directa en tu mismo sector. Simplemente resuelven el mismo problema desde otro sector distinto. Y han conseguido que lo visualicen con ellos. Y tú tienes que conseguir que lo visualicen contigo.

Eso es lo importante. Así que una buena forma también de hacerlo es recordarles en qué les ayuda tu newsletter. ¿Qué beneficios tiene el email que le envíes?

Los beneficios

¿Por qué lo deberían leer? Y después de leerlo, ¿qué es lo que van a conseguir? Por supuesto, esto tiene que estar relacionado con tus productos o servicios. Los beneficios de tus emails no pueden ser muy distintos de los beneficios de tus productos o servicios.

Otra forma, y esta es una gran tendencia ahora, es la de entretener. Esto no quiere decir que tengas que hacer el payaso o ser un macarra en tus emails, que ahora hay mucha tendencia de esto y no, tienes que ser tú, pero simplemente entretener.

Porque al fin y al cabo se reciben muchos emails y aquellos que consigan enganchar de alguna manera distinta, pues es la forma más perfecta que van a tener de retener a esos suscriptores. Puedes utilizar historias personales, anécdotas, cosas de tu día a día, de tu trabajo, de cómo solucionar las cosas, cosas que te ocurren y que tus productos o servicios te ayuden a solucionar, etcétera, etcétera.

Puedes hacer que tus suscriptores se queden más en tus newsletters si conectan contigo por otros medios, por ejemplo en redes sociales. Poder interactuar o con contenido distinto o complementario lo que cuentas en las newsletters, pues vas a tener la ventaja de que toda tu contenido, cada vez que ven un contenido tuyo y el email es un contenido más, pues siempre van a decir, oye, pues este es el contenido de esta persona que siempre me aporta algo de valor, y con esto vuelvo al principio la importancia de aportar valor, aunque solo sea por el menos hecho de estar disponibles, estar accesibles, interactuar con tu audiencia.

Sácales del email

Esto me lleva a que también para que tus suscriptores se queden, pues aproveches y les saques del email. Por ejemplo, haciéndoles una pregunta en el propio email.

Es mucho más importante que un clic, porque un email que se abre, bueno, si ya se clica y además se responde, el cliente de correo te va a poner prácticamente siempre en la bandeja de entrada y no en otras bandejas en las que vas a ser completamente irrelevante.

Pero ojo, si te responden es para que inicies una conversación uno a uno, porque te recuerdo que este es una de las principales ventajas del email marketing, que ya sales del envío masivo para hablarle directamente a una persona, de persona a persona. No automatices una respuesta, interactúa. Una persona que responde es una persona muy interesada en lo que estás contando.

Quieres saber más, está inquieta, te pregunta, te da su opinión, interactúa y aprovecha para vender cuando puedas. Además de que es una relación 1 a 1, esto humaniza y personaliza tu relación con tus suscriptores.

Es mucho más difícil que se debaja de tu newsletter si han interactuado contigo. Esto me lleva a que, además, puedes incentivar la fidelidad. Si tu proveedor de servicio de email marketing lo permite, puedes puntuar a tus contactos y premiar a los que más enganche tengan con tus emails, hacer promociones especiales por actividad, porque cada vez que abren das una serie de puntos y cuando llegan a equis puntos también les haces una oferta especial o por clics.

Estoicismo

Y, por último, déjame decirte darte un pequeño consejo y es que si después de todo esto tus suscriptores se van, no pasa nada, déjales ir, no habéis conectado, no se puede quedar bien con todo el mundo. Como decía aquel, el secreto del éxito, no sé cuál es, pero estoy convencido que el secreto del fracaso es intentar quedar bien con todo el mundo.

Y en este caso, vamos, esta regla te la deberías poner en un posit en la pantalla del ordenador donde lo veas todos los días porque no puedes quedar bien con todo el mundo y si después de todo lo que te he contado, no se quedan, pues quiere decir que lo que les estas contando no les interesa, déjales ir, déjales marchar, porque si no lo único que van a hacer es perjudicar a tu estrategia y a tus campañas de email marketing.

Lo que sí te digo es que ahora mismo cumpliendo con esto que te he contado, ya estás sacando una gran ventaja con tu competencia.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.