Listas con viñetas para mejorar la conversión de tus emails

Vamos a ver cómo jugar con la estructura de tus emails para que realmente, de una forma visual, destaque lo que tú quieres que destaque sin tener que añadir ninguna imagen ni ninguna sección adicional a tus emails. Nada, no te vas a tener que complicar, simplemente, con texto. Y tampoco vas a tener que añadir ni tu logo, ni tu foto en la firma, ni siquiera una firma. Vamos, ni siquiera vas a tener que poner colores.

Todo esto es absolutamente opcional a lo que te voy a contar hoy. Y como te decía, te lo digo yo, que soy un negado para el diseño, porque lo que vas a aprender te va a ayudar a escribir mejores emails más eficientes y más persuasivos.

En definitiva, lo que vamos a ver hoy, como habrás intuido ya por el título y por lo que ya te he ido adelantando, vamos a hablar de cómo usar listas con viñetas para mejorar la comunicación de tus emails.

Y aquí vamos a hacer una pausa, porque yo, la primera vez que oí esto de las listas con viñetas, allá en los comienzos, con el Word Perfect e incluso antes, decía: «¿Pero qué es esto de la viñeta? ¿Es esto de los cómics de Mortadelo y Filemón, de Asterix, de Superman? ¿Esto qué es?» Bueno, pues no tiene nada que ver con eso, es la respuesta corta. Las listas con viñetas son lo que nos ayuda a romper grandes bloques de texto o información y así facilitar el consumo del contenido en este caso de nuestros emails y destacar lo más importante de ese contenido de una forma clara, ordenada y muy visual y digerible.

Las viñetas pueden ser guiones, puntos, cuadrados, cuadrados sin fondo, pueden ser también numeradas y pueden ser en números romanos o arábigos. Hay una grandísima variedad de opciones que te van a permitir destacar. Atraen la atención del lector. De alguna manera, cuando nos llega un email, solemos escanear ese texto, y es una manera de destacar una parte importante y hacer que esa vista, ese escaneo, se detenga en un punto que nosotros consideremos relevante de nuestro email.

Y es que tus suscriptores prefieren que tus emails tengan un formato que facilite el escaneo del contenido antes de decidir si le dedican más tiempo. Esto es así, contra eso no puedes luchar.

Así que vamos a intentar jugar con eso a nuestro favor. Las viñetas además debes usarlas porque junto con las negritas, las sangrías o el interlineado que puedas utilizar en tus emails, el intercambio de colores, pues junto con todo esto es el método más eficiente para leer en digital.

Y es que son atractivas a la vista y hacen comprensible contenidos complejos en el sentido de que, bueno, esto así de golpe a lo mejor no se lo leerían. Bueno, pues vamos a introducirlo y vamos a hacerles un resumen somero, pero a la vez eficiente.

Bien, te voy a dar siete consejos para utilizar listas con viñetas en tus emails. Con estos siete consejos, algunos más fáciles de implementar que otros, pero hay algunos que también personalmente me cuestan, ya te lo iré comentando. No hace falta que implementes los siete, pero si alcanzas los siete, tendrás emails mucho, mucho más eficientes. Cuanto más te acerques a estos siete consejos, mucho mejor para la conversión de tus emails en esos resultados que tú quieras obtener en cada uno de ellos.

Primer consejo

Bien, el primer consejo es que los ítems de la lista con viñetas deben tener una longitud similar. Esto me cuesta bastante, porque a veces tienes que contar lo que tienes que contar.

En resumen, no se trata de destacar unos ítems sobre otros a base de tamaño, ni de destacar más en esa lista, sino que realmente se vea que hay un ejercicio de resumen que hacer.

Porque si no, podemos extendernos todo lo que queramos. En este caso, la lista con viñetas perdería su eficacia y la estaríamos utilizando de forma errónea. Ya sé que es difícil porque a mí me ocurre, pero bueno, siempre, por ejemplo, si todos están en una línea, procura que todas las listas con viñetas estén en una línea.

Ojo, por lo menos que estén en el mismo formato cuando estás escribiendo el email y luego en cada dispositivo, sabiendo que cada uno lo va a recibir de una manera distinta. Depende si es en el móvil, se van a reducir más las líneas, y a lo mejor donde era una línea, se convierte en dos, pero que se parezcan lo más posible en cuanto a su longitud.

Segundo consejo

El segundo consejo que te voy a dar es que los números solo se utilicen cuando el orden sea importante. Esto parece un poco obvio, pero me he encontrado con gente que utiliza los números cuando realmente no quiere imponer un orden.

Es decir, las listas numeradas se utilizan cuando los ítems deben leerse en un orden específico, porque su orden es importante. Por ejemplo, unos pasos a seguir en un proceso o una lista con el top ten de lo que sea.

Ojo, puede ser un orden ascendente o descendente. Es decir, que te voy a decir los 10 mejores recursos que tengo por orden de importancia, y empiezo por el 10 y acabo en el 1 para mantener la atención.

Pero en cualquier caso, tienen que ser, y esto es importante también, números, porque también he visto gente que utiliza letras. Y bien, es verdad que todos tenemos asociado A, B, C, D con un orden específico, pero si queremos realmente poner un orden, lo que debemos utilizar son números. Incluso pueden ser números romanos o números arábigos.

Tercer consejo

Tercer consejo, utiliza la misma secuencia de palabras para los ítems de tus listas. Cada ítem debería tener la misma estructura. Si empiezas con un verbo, pues todos con un verbo. No empieces un ítem con un verbo, luego con un adverbio y después con un sustantivo. Porque si no lo haces así, es decir, si no utilizas la misma secuencia de palabras para los ítems de tus listas, lo que vas a hacer es confundir a tus suscriptores.

Realmente, el cerebro en este escaneado rápido, en este consumo rápido, que son las listas con viñetas, no va a procesarlo con la misma facilidad, y vas a perder esta oportunidad de destacar ese contenido.

Cuarto consejo

Y voy con el cuarto consejo, que tiene relación con el anterior. Evita repetir la misma palabra al inicio de cada ítem, aunque sea del mismo tipo de palabra. En la medida de lo posible, a lo mejor puedes repetirlo en un momento determinado, cuando se acaben los sinónimos en una lista más o menos larga, y tienes que repetir el primer ítem y el quinto, ¿vale?

Pero en la medida de lo posible, evítalo. Para eso, luego te voy a contar otro consejo sobre cómo hacerlo, pero que no todo el mundo empiece con la misma palabra, como «aprender esto», «aprender lo otro», y que todos los ítems empiecen con el verbo aprender, por ejemplo.

Evítalo, porque es redundante y afecta la eficacia y agilidad a la hora de la lectura. Además, cuando haces este esfuerzo con los sinónimos, y esto es algo que aprendí con la experiencia, realmente le das mucha más fuerza a tus textos, porque encuentras palabras más adecuadas para lo que tú quieres destacar. Es decir, si utilizo en una ocasión la palabra aprender y en otra conocer, es porque el contexto, el concepto que quiero destacar no es realmente el mismo. Son dos cosas distintas y me permite diferenciar cada uno de los ítems de la lista con viñetas con palabras distintas.

Quinto consejo

Bien, vamos con el quinto consejo: introduce la lista con una frase clara y descriptiva. Esto tiene que ver con lo anterior en el sentido de que puedes utilizar un verbo y luego completarlo con la lista de viñetas.

Por ejemplo, en este curso vas a aprender y ya, en cada una de las viñetas, destacas qué es eso que van a aprender, sin necesidad de poner la palabra aprender en cada ítem, como decíamos en el consejo anterior, o buscar sinónimos.

Esto es importante porque indica, además, en esa introducción, de qué va la lista. ¿Por qué debes leer lo que hay aquí de interés para ti sin necesidad de leer la lista entera? No tiene que ser una frase completa si la lista puede continuarlo de forma comprensible.

Por ejemplo, yo las utilizo mucho para destacar beneficios, como te he dicho antes, aprendizajes en los cursos, también para destacar contenidos. Por ejemplo, esto es lo que contiene este artículo, esto es lo que contiene este curso, esto es lo que contiene este servicio o esto es lo que contratas con este servicio.

Y también incluso para describir procesos, por ejemplo, qué tienes que hacer para ejecutar la garantía de mis cursos. Oye, pues mira, en primer lugar consiste en esto y en segundo lugar tienes que hacerlo de esta manera.

De esta forma, yo lo introduzco en una primera frase y la información que tiene que quedar clara viene a continuación, pero solo lo alineas a aquellos que están realmente interesados.

Sesto consejo

Sexto consejo. Utiliza el formato de la lista con viñetas correctamente. Para que te hagas una idea, las reglas generales de formato en la lista con viñetas son: si la lista son frases, utiliza mayúsculas en la primera palabra y termina con un punto.

Sin embargo, si son fragmentos, cada ítem es un fragmento de una frase, no utilices puntuación al final y no estás obligado a poner mayúsculas al comienzo de la frase. Bien, y estas son las normas generales.

Tú también puedes tener tu propio estilo y además te invito a que arriesgues un poco y rompas con el estilo, que es otra manera de llamar la atención. Yo siempre digo que estamos muy condicionados por cómo se ha desarrollado la escritura en los medios en los que teníamos, que eran libros, cuadernos, notas y eso ha generado todas unas reglas de diseño, por decirlo de alguna manera, de cómo deben ser las frases, pero eso no quita que en los medios digitales y especialmente en el ámbito del marketing, el diseño y romper con las reglas es parte del marketing.

Entonces, no tengas problema y yo lo utilizo mucho y sé que está mal hecho, pero mal hecho desde el punto de vista de que me suspenderían en el colegio probablemente. Pero no tengo problemas en utilizar puntos y aparte donde debería ser un punto y seguido, por ponerte un caso, ¿no?

¿Qué tiene que ver esto con la lista con viñetas? Bueno, pues como te digo, rompe las reglas de vez en cuando. Por ejemplo, yo utilizo puntos suspensivos al final, por ejemplo, de la frase introductoria de la que te hablaba en un consejo anterior, y luego cojo esos puntos suspensivos y me los vuelvo a llevar al inicio de cada viñeta. Eso no es correcto, los puntos suspensivos no se ponen al principio de una frase, y tampoco hace falta ponerlos al principio de cada frase, pero es una manera de visualmente darle contenido y decir, oye, esto está enlazado con esta otra frase.

Otro truco, por ejemplo, es utilizar comas en vez de puntos al final de un ítem, porque la coma da la sensación de que hay que seguir leyendo, de que no hemos llegado al final ni siquiera de la frase.

Entonces, si pones una coma en vez de un punto, en cierta manera estás invitando a que la lectura siga y consuman todo el contenido.

Séptimo consejo

Y el séptimo y último consejo en las listas con viñetas es que no abuses de las listas con viñetas.

Esto es un poco como el club de la lucha, la primera regla del club de la lucha es no hablamos del club de la lucha. Bien, pues en este caso es no abusar, porque si abusas, pierden su efecto diferenciador. Si todo son viñetas, nada son viñetas, como cuando todo es urgente, nada es urgente. Así que utilízalas con criterio y utilízalas bien.

Aquí es importante, te invitaría a que le dieras un repaso al episodio número 3 del podcast, allá por la prehistoria de este podcast, en el que hablé de los objetivos en cada email. Tienes que establecer un objetivo en cada email y eso te va a indicar qué es lo único que realmente merece la pena destacar con viñetas en tu email.

También te digo que no pongas menos de tres ítems por lista. Si hay menos de tres ítems, quizás es mejor que los incluyas en un párrafo, cada uno de esos ítems en lugar de una lista con viñetas. Es decir, un párrafo para cada uno de esos ítems, y no hagas listas dentro de las listas.

Es verdad que a veces es necesario y si lo necesitas, pues utiliza distintos diseños para los subniveles, pero no hagas el subnivel del subnivel del subnivel, porque eso ya perdió todo su efecto. Es otra forma también de abusar de las listas con viñetas y que pierdan su eficacia, porque si todo el email, al final, el 80%, son listas con viñetas, con punto 1, punto 1, punto 1, y vamos haciendo subniveles, al final uno se pierde en un laberinto de subniveles que no tiene ningún sentido y que quizás te tengan que hacer replantear aquello que querías comentar.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.