Los miedos sobre Email Marketing que los gurús no confiesan

¿Cuántos son demasiados emails? ¿Crees que es normal tener bajas cada vez que envías una de tus campañas? ¿Cuáles son realmente los emails perfectos? Ese pensamiento que te paraliza antes de lanzar cualquiera de tus emails.

Precisamente porque el email marketing es muy importante hay un montón de temores que compartimos todos los marketeros y cuando digo todos los marketeros quiero decir todos los gurús, los expertos, los veteranos, los que tienen miles de seguidores, todos absolutamente todos compartimos una serie de temores, de inquietudes, de inseguridades.

Yo también, hoy voy a confesar aquí mis temores, pero también voy a contarte, voy a revelarte cómo venzo esos temores, cómo hago que esos pequeños temores, esos miedos, esas inquietudes, esas creencias limitantes no me paralicen y no deje de enviar mis emails.

Vamos a hablar de esos cuatro o cinco temores que todos los marketeros tenemos esas inquietudes y sobre todo lo más importante porque el miedo está ahí para vencerlo y yo te voy a contar cómo hago para que a mí estas cosas que te voy a contar no me preocupen, no las pierdo de vista pero no me preocupan.

El primer gran temor que tiene todo el mundo cuando hace email marketing es que la gente se dé de baja. ¿Qué pasa si me quedo sin suscriptores? ¿Será posible tener suscriptores negativos y que yo le deba a internet suscriptores?

Siempre va a haber gente que se dé de baja de tus emails, asúmelo. Si haces bien email marketing tendrás bajas prácticamente en todos los emails que envíes.

Por lo menos al principio porque si no has hecho limpieza de tu lista es un modo natural enviar emails de que la lista se limpie sola. Yo por ejemplo ya llevo pues casi un año enviando un email diario y ahora son minoría los emails en los que tengo bajas, pero cuando empecé a hacerlo no había día que no hubiera alguien que se diera de baja en mi lista de emails.

Si lo estás haciendo bien, tendrás bajas. ¿Por qué? Porque la misión de tus emails, recuerdalo, es que la gente haga algo, que pase a la acción, no solo que lo abra, sino que haga clic, que lo lea, que asuma una decisión que puede ser de compra, puede ser de darse de alta para otra acción en otro lead magnet.

Así que cuando alguien pasa la acción pueden suceder varias cosas: puede que haga lo que tú le digas o lo contrario. Así que esto puede implicar que te digan adiós.

Pero voy a ir más allá, porque claro, no enviar emails porque igual se da la gente de baja. ¿Sabes qué? tu lista se muere aunque no hagas nada con ella, de media un 25% al año.

Gente que te ha dejado el email del trabajo y ya no trabaja allí, listas de correo llenas… bueno muchos motivos que pueden hacer que esas personas dejen de recibir tus correos aunque no se los envíes.

Obviamente si no se los envías no los van a recibir pero me refiero a que cuando quieras volver a enviárselos tampoco los van a recibir. Vas a perder aunque no hagas nada un 25% de tus suscriptores al año.

Es una limpieza natural de la lista, la gente decide si se queda o no.

Piensa que si alguien se da de baja has tenido éxito porque han pasado a la acción. Misión cumplida. Celébralo. ¿Qué hay que celebrar? Pues que junto al número de bajas está la otra cara de la moneda que es la cantidad de gente que sigue contigo, que sigue leyendo lo que les envías que además siempre son más de los que se van.

No te centres en lo poco. Céntrate en todos esos muchos que quieren seguir sabiendo más cosas de eso que tienes que contarles. Vamos a por el segundo temor y es… ¡ay las tasas de apertura! Madre mía pues si es que casi nadie abre mis emails.

Por norma como media lo normal es que haya mucha más gente que no abra tus emails que que sí. No podemos aspirar a que todo el mundo lea todo lo que enviamos, pero seguramente que en algún momento estarán leyendo algo de lo que enviemos. Procura mantenerte en la media, ya lo he comentado en otras ocasiones.

Pero voy a ir un poquito más allá. Lo otro que tienes que vigilar es que una vez que tú estás midiendo tus aperturas, pues que no haya grandes variaciones y de repente ves que tus aperturas se desploman, ojo, alarma, algo está pasando, ahí sí tienes que preocuparte y ocuparte de solucionar lo que sea que esté pasando.

Como norma general, el problema de las aperturas viene por dos vías.

El primero la entregabilidad y el asunto donde te juegas prácticamente toda tu estrategia de email marketing y también por supuesto si te están respondiendo a los emails que envías no cojas y los archives aunque sea un simple gracias responde los porque esto del email marketing va a de entablarme relaciones no va sólo de medir tasas los números son sólo indicadores pero en realidad lo que estamos hablando es a personas.

Limpia tu lista de zombies, aprovecha esas tasas de apertura esa información no la aproveches solo para fustigarte y pensar ahí me gustaría que todo el mundo leyera. Coge esa gente que no te abre y no esperes a que ellos se den de baja eliminalos tú.

Si a pesar de esto que te estoy contando, sigues pensando que madre mía, no sé, lo mismo soy un poco pesado.

Bueno, pues si te sigue preocupando, molestar a la gente con tus envíos, pregúntate esto. ¿Cuánto crees que vale tu trabajo? ¿Qué tienes realmente que ofrecer? Cuando te guste la respuesta a estas preguntas, dejará de importarte si molestas a alguien con los envíos de tus emails.

Si tú crees que realmente lo que tú estás contando merece ser leído, ¿dónde está el problema? ¿En la frecuencia? No. El problema lo tienes en el mensaje. Es una creencia limitante tuya. Ya te he dicho que no pasa nada.

Vas a enviar emails, les vas a decir que te compren y habrá quien te diga que se va de la lista. Bueno, no pasa nada, no iba a ser tu cliente. ¿Por qué no te centras como te decía antes en toda esa gente que quiere seguir esperando que les ofrezcas tu ayuda para dejarse ayudar?

Y con esto, ¿cuál es la frecuencia mínima? Mira, al menos una vez a la semana. Pero piensa que esto reduce tu posibilidad de vender a 52 veces al año, cuando al menos podrías tener 365. Este año, que cuando estoy grabando esto es el 2020, 366.

¿Vas a dejar 314 ocasiones de venta pasar? Bueno, yo no lo hago. Y te recomiendo que tú tampoco lo hagas.

Vamos ya con el cuarto miedo: los lanzamientos esa estrategia en la que nos jugamos todo muy poco tiempo.

Si nos lo jugamos todo en tan poco tiempo, aquí el miedo es a no tenerlo todo perfecto, porque no hay segundas oportunidades.

Y lo entiendo, pero te voy a decir una cosa. No temas. Lo primero, por la gran cantidad de emails que tienes que enviar. Puede agobiar. Puedes pensar que vas a agobiar a quien los recibe. Ya te he hablado antes de la frecuencia.

Pero piensa que uno es necesario y dos, casi nadie lee todos los emails de un lanzamiento. Así que todo lo que tengas que contar es muy importante. Cuéntalo cuántas veces tengas que contarlo.

Y, por supuesto, planifica bien antes de ponerte a escribir. Cuando, qué, cómo, qué frecuencia, todo eso antes de empezar, vamos, siquiera a encender el ordenador. Te coges papel y lápiz y te creas tu secuencia perfecta.

Y recuerda, no existe la perfección. Sí existe la perfección paralizante. Es decir, no hacer las cosas por esperar a que estén perfectas y eso no va a llegar nunca. Recuerda que mejor hecho que perfecto.

Y el último gran miedo del email marketing es que mi lista es muy pequeña. Y entonces no voy a conseguir ventas. Pues vaya lógica. Anda que hemos descubierto la pólvora. Con esto, claro, menos suscriptores menos posibilidades de vender.

Eso es lógico. Pero también te voy a hacer una cosa. Lo primero, Todos hemos empezado con cero suscriptores. Llegas, te das de alta, en tu proveedor de servicios dime el marketing o abres tu blog, acabas de abrirlo y, oh sorpresa, cero suscriptores, es que acabamos de empezar, no pasa nada.

No van a entrar el primer día en manada, como si esto fuera el primer día de las rebajas. Bueno, sí, si pagas al señor Zukerberg porque te traiga unos buenos cuantos leads. Pero no pasa nada. A parte de que todos hemos empezado así, que eso puede ser un pobre consuelo para quien está empezando, te voy a hacer una cosa de las listas pequeñas y es que nunca, nunca vas a tener mejor ocasión de relacionarte con tus suscriptores y te vuelvo a recordar que esto del email marketing va de crear relaciones.

Es un medio de comunicación uno a uno en el que tú te estás dirigiendo, aunque tú estás haciendo envíos masivos, en realidad te estás dirigiendo por separado a cada uno de tus suscriptores. Les hablas de tú en primera persona.

Pues, aprovechalo, no vas a tener mejor ocasión de aprender de ellos, de decirles que te cuenten que les inquieta, que quieren, que necesitan, de aprender cuáles son sus objeciones para comprar tus productos o servicios.

Te garantizo que construir esto al principio te va a traer muchas más ventas en el futuro. Así que recuerda, sobre todo, que el email marketing va de construir relaciones con tus suscriptores. No pienses en términos de miles de suscriptores, piensa en términos de personas, que cada email que tú envías es una persona que lo recibe y que tienes que dirigirte a esa persona de la forma más personalizada, segmentada, individualizada posible.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.