Mejora la entrega de tus mails

Bueno, sucede tanto con el correo tradicional como con esas cartas que nunca llegaban, pues se extraviaba el correo. Obviamente, se perdía más correo físico que digital, pero esto no es cosa de magia, aunque a veces pueda parecerlo. Normalmente, esta falta de entrega tiene una explicación técnica y hasta lógica.

Existen muchos factores que afectan a la capacidad de entrega. Hoy voy a darte algunos consejos fáciles de implementar. No hablaremos de aspectos que estén fuera de tu alcance, sino todo lo contrario. Lo que está en tus manos para mejorar la entrega de tus correos electrónicos y esto te ayudará a adelantar a tu competencia, porque casi nadie invierte tiempo en mejorar esta capacidad de entrega.

De hecho, es una métrica que apenas se mide. ¿Cuál es el tamaño de nuestra lista de suscriptores? Damos por hecho que si tenemos X suscriptores, enviamos X correos electrónicos y todos estos llegan, pero no es así.

Son tres métricas totalmente distintas. Y como a esto nadie se dedica a analizarlo, obviamente, como vamos a ver hoy, si no se revisa, las cosas no mejorarán. Ni siquiera se mantendrán igual, sino que empeorarán.

Por lo tanto, como te digo, con estos sencillos consejos, podrás ganar algo de ventaja sobre tu competencia, haciendo que tus correos lleguen más a la bandeja de entrada de tus suscriptores que los de los demás.

Incluso algunos de los consejos también tienen que ver con cómo generar esa calidad en tu marketing por correo electrónico que te brinde esa confianza por parte de tus suscriptores y sea mucho más sencillo que se conviertan en clientes.

Cuando me imagino mi estrategia de marketing por correo electrónico, siempre hay algo que menciono, lo que yo llamo el viaje del correo electrónico. ¿Qué sucede desde que planifico hasta que presiono el botón de enviar y qué ocurre después de hacerlo?

Por dónde circulan esos datos hasta que llegan a donde me gustaría que llegasen, ya sea a una venta o a la conversión estimada en ese correo, que puede ser simplemente un clic o un enlace a un contenido de calidad y valor.

Los filtros antispam

Entonces, ¿qué debemos tener en cuenta realmente para la entrega? Vamos a hablar de los filtros antispam. Como decía, hay muchas cosas en común con respecto a la capacidad de entrega, que también tiene que ver con los filtros antispam.

Primero, hay que superar la entrega. Luego, nos enfrentamos a un segundo filtro que pasar, que es el filtro antispam, como estoy comentando ahora. Pero, superando el primero, es probable que superes el segundo.

En primer lugar, ¿qué revisan los filtros antispam? ¿Qué buscan? Debes aspirar a tener la mayor tasa de apertura posible. Porque uno de los aspectos que revisan los proveedores de servicios de correo de tus suscriptores es si realizas muchos envíos y casi nadie los abre.

Esto significa que no eres considerado un contacto de confianza y que posiblemente estés realizando promociones. Así, empiezas a incrementar las posibilidades de quedar fuera de la bandeja de entrada principal de tus suscriptores.

También se evalúa la reputación de tu IP, donde juega un papel crucial la herramienta que utilizas para hacer marketing por correo electrónico, ya que hay una responsabilidad compartida en cierto modo.

Si cuentas con un proveedor de servicios de correo electrónico para marketing, lo habitual es que los correos se envíen desde el servidor de dicho proveedor. Por tanto, es esencial elegir una herramienta con buena reputación y comprometida con las prácticas recomendadas de marketing por correo electrónico, para así aumentar tus probabilidades de no ser catalogado como correo peligroso o spam.

Por supuesto, tu propia IP, tu dominio y tu alojamiento web también influyen. La mayoría de los negocios se hospedan en servidores compartidos, lo que implica que no conocemos a nuestros «vecinos» en el hosting, lo cual puede afectarnos si estos tienen malas prácticas. Por ello, es igualmente importante seleccionar un hosting de calidad, comprometido con mantener una buena reputación de sus servidores, aunque no todos lo hacen.

La gran mayoría de negocios, especialmente pequeñas empresas, autónomos y freelancers, no encuentran justificado el coste de un servidor dedicado exclusivamente, además de que no tendría sentido. Por lo tanto, al estar en un hosting compartido, y yo mismo estoy en uno para darte una idea, no te hablo de algo desconocido. Así, intento buscar la mayor calidad posible en cuanto a este hosting que me ofrezca confianza y, en caso de problemas, como la inclusión en una lista negra o cualquier otra situación, busco que estén dispuestos a solucionarlo, especialmente si no es algo causado por mí directamente. En caso de problemas con «vecinos» indeseables, espero que el hosting tome medidas contra ellos.

Otro aspecto a revisar son los enlaces que incluyes. Esto se relaciona con lo mencionado anteriormente sobre tu dominio. Aunque lo habitual es que superes los filtros, ten cuidado también con los acortadores de enlaces y asegúrate de que enlazas a sitios de calidad, evitando enlaces caducados. Si enlazas a sitios que ya no existen, por ejemplo, en una secuencia de autorespuesta que no has revisado en mucho tiempo, esto también puede afectar negativamente tu capacidad de entrega y aumentar las probabilidades de que tus correos terminen en la bandeja de spam.

En cuanto a los acortadores de enlaces, hay diversos casos. Por ejemplo, yo utilizo Gear Response como mi proveedor de servicios de marketing por correo electrónico, y cuando intento incluir un enlace de Absumo, una plataforma de ofertas de herramientas en la nube, tanto si uso el enlace original como si lo acorto, no me permite enviar el correo porque lo detecta como posible spam.

Entonces, ¿qué hago? Bueno, tengo que ir a bit.ly. Personalmente, bit.ly me inspira mucha confianza, especialmente desde el cliente de correo, porque bit.ly es un servicio gratuito, de hecho, es el que utilizo. No tengo una cuenta de pago en bit.ly, y, como es accesible para cualquiera, podría ser utilizado tanto para fines positivos como negativos.

Utilizo el acortador bit.ly, y este sí supera esos filtros. Por lo tanto, ten cuidado con este tipo de herramientas, especialmente si tu proveedor de email marketing no ofrece alertas de puntuación anti-spam.

Las palabras que disparan filtros de spam pueden hacer que tus correos no solo vayan a la carpeta de spam, sino que directamente no se entreguen. Te invito a revisar el contenido donde hablo en profundidad sobre cómo evitar la bandeja de spam o promociones.

Otro aspecto a considerar es la mala gramática, ya que esto se asocia comúnmente a estafas en internet, siendo frecuentemente el resultado de malas traducciones intentando alcanzar a un público lo más amplio posible de varios países. Esto, asociado a la mala gramática, es algo que también revisan los clientes de correo.

El uso excesivo de exclamaciones y mayúsculas, especialmente en los asuntos de los correos, debe evitarse. Recuerda que, según la netiqueta, escribir en mayúsculas se interpreta como elevar la voz o incluso gritar. Además, otro aspecto a considerar, mencionado anteriormente, es el peso de las imágenes en los correos.

Si envías emails muy pesados, es posible que ni siquiera se entreguen, debido a limitaciones del servidor o del destinatario, o puedan ser sospechosos de otras cuestiones. Estos son, en esencia, los aspectos que debes tener en cuenta para mejorar tu capacidad de entrega.

Para mejorar en estos puntos, ¿qué más podemos hacer? Aprovecha la gran ventaja del email marketing, que es una herramienta de marketing digital que permite personalizar la comunicación con tus clientes y potenciales clientes.

No uses un email gratuíto

Realiza email marketing personalizado con una dirección de email reconocible. Aquí entramos en prácticas como asegurar que los correos lleven el nombre de una persona. Los departamentos no son personas; los correos los envían personas que pertenecen a departamentos o empresas. Por lo tanto, siempre debes hacer que los correos estén «firmados» y que el nombre del remitente aparezca en la bandeja de entrada.

Si estás suscrito a mi lista, verás que mi nombre y mi primer apellido, los cuales constituyen mi marca, siempre están presentes en los correos. Así, ya sabes que soy yo quien te escribe. Pero la cosa no termina ahí; esa dirección reconocible también debe ser una dirección de contacto.

Con esto, quiero transmitirte la importancia de evitar esas direcciones de correo del tipo «no reply» o «no contestar», incluso aquellas que incluyen avisos dentro del correo indicando que no se responda, porque nadie atiende esa cuenta. ¿Entonces, por qué enviar correos desde ella?

Si el verdadero poder del email radica en la personalización, y el grado más alto de personalización es que alguien responda a tus correos con dudas o incluso mostrando interés en comprar tus productos o servicios, es crucial que haya otra persona al otro lado cuando alguien pulsa el botón de responder.

Preferiblemente deberías ser tú, pero dependiendo del tamaño de tu empresa, podría ser tu equipo. Lo importante es no ignorar todos esos correos de personas interesadas en comunicarse contigo, ya que esos son los leads de mayor calidad.

Por supuesto, como es habitual, evita las cuentas de correo gratuitas. No solo porque algunos proveedores de email marketing, como el que yo uso, no te permitirán hacer email marketing con cuentas gratuitas de Gmail, Yahoo, y demás, sino que esto es prácticamente sinónimo de spam.

Además, está la cuestión de la imagen. El coste de una cuenta de correo es mínimo; es más, a muchas personas se les ofrece gratuitamente. En realidad, estás pagando por el almacenamiento, aunque también hay opciones de almacenamiento gratuitas.

Para que te hagas una idea, yo utilicé una cuenta gratuita de Gmail para mi correo corporativo. Esto quiere decir que no tiene un coste adicional para mí, pero no hacerlo afecta negativamente mi imagen.

Es como decir que no pertenezco a Hotmail ni a Gmail; yo pertenezco a mi empresa, mi dominio me acompaña a todas partes. Si alguien quiere investigar lo que hago, simplemente tiene que buscar mi dominio en internet.

Por lo tanto, evita este tipo de cuentas porque afectará tu capacidad de entrega. Vamos a adentrarnos en un aspecto un poco más técnico, que es validar tu dominio de email.

Como te mencionaba, un aspecto importante de la capacidad de entrega es quién eres y qué reputación digital tienes. Aquí hablo de reputación técnica, no de la reputación de confianza con tu usuario una vez que ya has llegado a su bandeja de entrada.

Autenticación y DNS

Profundizar un poco en este tema significa demostrar a los clientes de correo, como Gmail, Yahoo, Outlook, Hotmail, etc., que realmente eres tú quien envía tus correos electrónicos y no alguien más usando tu dirección. Actualmente, y a diferencia de antes, es bastante común que, independientemente del tipo de cuenta que poseas, especialmente si es una cuenta de pago, tu proveedor de marketing por correo electrónico realice este proceso de autenticación por ti, permitiéndoles enviar correos electrónicos en tu nombre.

En el pasado, enviar correos en tu nombre era común, pero no así la autenticación de tu dominio. Este proceso no es técnicamente complicado si tu ESP (Proveedor de Servicios de Email) no lo hace por ti.

Si decides hacerlo por tu cuenta, lo primero que debes saber es dónde registraste tu dominio, es decir, dónde lo compraste. Luego, proporcionas a tu proveedor de marketing por correo electrónico dos piezas clave de información. Por un lado, el SPF (Sender Policy Framework), que es un estándar que les da permiso para enviar correos en tu nombre. Es decir, tú programas los correos y ellos los envían desde su servidor, pero apareciendo como si fueras tú el remitente. De hecho, si examinas cualquier correo de marketing que recibas, al desplegar los detalles del remitente, notarás una dirección de correo larga que pertenece al proveedor de marketing, seguida por algo como «on behalf of» o «de parte de», y luego la dirección a la que puedes responder.

En cuanto al SPF, también está el DKIM (DomainKeys Identified Mail), que verifica que el contenido de tus correos no haya sido alterado durante su envío. Aunque estos son aspectos muy técnicos, lo importante es tener un buen sistema de DKIM.

Cuando tu correo llega a la barrera de entrada del cliente de correo, lo primero que se verifica es quién está enviando este correo y si es un proveedor de marketing por correo electrónico. Luego, se identifica quién está realmente detrás de este envío. En este punto, el sistema de DKIM confirma que eres una entidad legítima, facilitando así el acceso de tu correo. Estos datos son fáciles de obtener, pero si tienes problemas para encontrarlos, simplemente solicítalos en el lugar donde compraste el dominio; deben proporcionártelos porque te pertenecen.

Este proceso es crucial, ya que los spammers a menudo toman control de cuentas que no han completado estos procedimientos de autenticación para enviar correos electrónicos. No necesariamente roban la cuenta, pero la utilizan sin tu permiso, fingiendo ser tú.

La calidad de los servicios que recibes de tu proveedor de email marketing también se ve afectada por el tipo de plan o tarifa que elijas. Las opciones gratuitas siempre serán de menor calidad comparadas con las de pago, dentro de la misma herramienta. Esto es algo que no muchas personas revelan, pero, a través de experimentos enviando los mismos correos electrónicos a una lista de contactos, usando tanto cuentas gratuitas como de pago, he podido verificarlo personalmente.

Aunque la diferencia no es cuestión de vida o muerte, cualquier factor que influya en nuestra capacidad de entrega y reputación como remitentes afecta, en última instancia, los resultados financieros de nuestra empresa. Recordemos que el objetivo del email marketing no es solo tener una buena reputación, sino utilizarla como herramienta para alcanzar nuestro objetivo principal: aumentar la facturación de nuestro negocio.

La calidad

La calidad de lo que entregas en tus correos juega un papel crucial en tu capacidad de entrega. Tu reputación no es algo estático que obtienes el primer día y se mantiene sin cambios; depende del comportamiento de tus suscriptores. La calidad y utilidad del contenido son esenciales, porque sin utilidad, tus destinatarios no abrirán tus correos, al no encontrar nada de valor para ellos.

La mayoría que obtiene buenos resultados con email marketing lo hace pensando en sus suscriptores. Si al revisar el contenido de tu correo no encuentras utilidad, es momento de mejorarlo.

Gánate la confianza de tus suscriptores

Finalmente, tu capacidad de entrega dependerá de la satisfacción de tus suscriptores. Muchos de los aspectos mencionados al principio dependen de que tus suscriptores estén contentos con lo que reciben: clics, aperturas, etc. Esto se logra asegurando que tus correos ofrezcan valor real, ya que en un mundo donde las bandejas de entrada están saturadas, tu objetivo es ser ese correo que tus suscriptores esperan, abren y consumen.

Recuerda, la utilidad es la clave de la calidad en tus correos. ¿Cómo saben los clientes de correo que tus emails son valiosos? Bueno, ya te he dado una pista: las aperturas y clics. Los correos que se abren son aquellos que deben llegar a la bandeja de entrada principal. Conseguir que te añadan a sus contactos o favoritos, algo que casi nadie hace, es crucial, así como asegurarse de que si tus correos caen en spam o promociones, sean movidos a la bandeja de entrada principal. Esto le indica al cliente de correo que ha habido un error y que esos correos son importantes para el destinatario.

Que respondan a tus newsletters es algo que a veces no valoramos lo suficiente. Una respuesta vale mucho más que un clic. Alguien que se toma la molestia de preguntarnos algo está muy interesado en lo que hacemos.

El que reenvíen las newsletters también es significativo; es como decir: «Mira, esto es tan bueno que quiero compartirlo con mis contactos». Que no borren los emails antes de siquiera abrirlos indica al cliente de correo que tus emails interesan a tus suscriptores.

Y, por supuesto, evitar que marquen tus emails como spam es crucial. Evitar quejas por spam es fundamental, ya que es bastante perjudicial para nuestra estrategia de email marketing.

¿Cómo podemos lograr que nuestros suscriptores actúen de esta manera beneficiosa para la entregabilidad? Recuerda, la entregabilidad no solo concierne a los usuarios que actúan así, sino que si no conseguimos que esto se convierta en una tendencia o que nuestros emails se consuman de verdad, corremos el riesgo de dejar de aparecer en la bandeja de entrada de quienes ya nos incluían, porque una vez que nos catalogan como promociones, el cliente de correo tiene más libertad para sacarnos de la bandeja de entrada cuando lo considere oportuno.

Especial atención durante fechas importantes como Black Friday, campaña de Navidad, fiestas especiales, Día del Padre, Día de la Madre, etc. Esto es crucial, ya que en esas fechas los filtros anti-spam son más estrictos de lo habitual.

Trabajar en esto durante el resto del año te proporcionará una ventaja competitiva significativa. Entonces, ¿cómo podemos hacer que nuestros suscriptores actúen de esta manera? Te voy a dar dos consejos muy sencillos.

No dudes en pedir que respondan a tus emails. Si tienen dudas, pueden responder a tu email, ya que estarás al otro lado para contestar. Incentiva esta acción, sugiérelo. A veces, la gente no lo hace porque no sabe que hay alguien al otro lado dispuesto a responder.

Anímalos a que te guarden como favorito o que te agreguen a sus contactos. Esto puede marcar una gran diferencia en cómo se recibe y percibe tu comunicación.

Explícales la importancia de seguir tus emails, qué podrían perderse en los siguientes si no lo hacen. Utiliza esto a tu favor, ya que hay más aspectos positivos que negativos que influyen en la entregabilidad.

Es crucial mantener la promesa que hiciste al inicio de la suscripción de tus suscriptores. Esto mejora la calidad de tus emails y, por ende, tu capacidad de entrega. Continúa siendo útil y aportando valor.

Para resumir y asegurarnos de no olvidar nada, ¿qué errores debes evitar para no perjudicar la entregabilidad de tus emails?

La frecuencia es un factor importante. No se trata de evitar enviar muchos emails, sino de enviarlos bajo la premisa de utilidad. Si tus emails son útiles, la frecuencia con la que los envíes será irrelevante. A pesar de las recomendaciones comunes de no enviar demasiados para no molestar a tus suscriptores, mi experiencia me ha mostrado que una mayor frecuencia resulta en una lista más saludable y de mayor calidad. La lista se «limpia sola». No tener una frecuencia definida o enviar muy esporádicamente puede afectar negativamente la entregabilidad, ya que los suscriptores podrían olvidar por qué se suscribieron.

Por lo tanto, no temas aumentar la frecuencia de tus envíos, siempre que aportes valor. Rompe las normas establecidas, destaca en la bandeja de entrada siendo útil lo más frecuentemente posible.

En cuanto a la segmentación de tus suscriptores en activos e inactivos, es un tema que abordaré en detalle próximamente. No importes listas de contactos compradas; esto es un error clásico en email marketing y siempre se desaconseja. Aparte de las cuestiones legales, desde un punto de vista técnico y de marketing, esas listas no tienen valor. En lugar de eso, si vas a colaborar con un tercero, asegúrate de que sea una lista de calidad y que haya confianza con ese remitente. Importar contactos sin más puede ser contraproducente, empeorando tu situación en lugar de mejorarla. Sé radicalmente opuesto a la compra de bases de datos o al uso de bases de datos antiguas.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.