No te quedes sin ideas para tus emails

Ya he hablado de cómo no quedarte atascado al comenzar a escribir tus emails. Es decir, cuando uno empieza tiene ahí el folio en blanco, por decirlo de alguna manera, y qué fórmulas podemos emplear para que esa idea que tenemos en la cabeza no nos deje atascados.

Es decir, cómo comenzar a escribir y a partir de ahí empezar a desarrollar todo. Y cómo ese comienzo es relevante. Encontrarás una guía de consejos prácticos para no quedarte atascado en el inicio de cualquier email que quieras escribir.

Lo que pasa es que ninguno de esos consejos vale para nada si no tenemos claro lo que viene a continuación. Bueno, es decir, esta es la fórmula para empezar a escribir, pero de qué quiero escribir.

Voy a darte 12 ideas, 12 consejos más bien, para saber sobre qué escribir emails a tus suscriptores. Cuando te sientes siempre digas: «Bueno, voy a hablar de esto, voy a hablar de esto», que no te falten esas ideas. Y te estoy hablando no de cualquier tipo de email, sino de emails de valor, esos que acercan mucho más a tus suscriptores a convertirse en clientes o que consiguen directamente que se conviertan en clientes.

Este repositorio de consejos, esta forma de escribir emails persuasivos hará que escribir esos emails deje de ser esa tarea en la que te atascas una y otra vez y se convierta en algo realmente sencillo.

Puede, me atrevo a decir que puede, que haya alguien que después de escuchar esto disfrute escribiendo esos emails. Que si lo llevas como una carga, espero que escribir emails deje de ser un lastre en tu negocio y se convierta en algo que realmente disfrutes porque veas los resultados, no solo por todo el contenido que puedes generar, sino por lo que puedes conseguir con esos contenidos.

Además, estos consejos te servirán no solo para escribir emails, sino que te van a servir para escribir cualquier tipo de contenido que quieras realizar en tu estrategia de marketing digital.

Define un objetivo para cada email

Yo creo que es el primero de muchos. Después de 270 episodios, me habrás oído hablar muchas veces de que tienes que definir un objetivo para cada email. La versión larga de todo esto la tienes en un episodio anterior, que te dejaré enlazado aquí en las notas del programa, donde te contaba las 6 preguntas para establecer objetivos en tus emails.

6 preguntas cuyas respuestas te ayudarán a definir esos objetivos. El resumen es que cada email tiene que tener un objetivo y es que es muy difícil que vengan las ideas o que te inspires si realmente cuando te sientas ni siquiera sabes qué quieres conseguir.

Yo siempre digo que los emails hay que empezarlos por el final. Todo empieza ahí con la estructura: asunto, inicio, cuerpo y llamada a la acción. Yo casi los inicio al revés. Lo primero es la llamada a la acción; de ahí, desarrollo el email, y de ahí sale el asunto.

Este es mi consejo, esta es mi forma de trabajar, cada uno tiene la suya, pero sí quiero hacer hincapié en la importancia que tienen los objetivos. Si no sé lo que quiero conseguir, lo que transmitirá mi texto, aunque consiga cerrar un email, será algo que divaga, algo que no está cerrado, que no es seguro, algo que no transmite esa certeza que necesitas para poder convertir a tus suscriptores en clientes.

Conoce a tu audiencia

Esto enlaza con el siguiente consejo, que es que tienes que conocer a tu audiencia, porque para establecer esos objetivos es importante que sepas a quién te diriges y qué puedes conseguir de ese público.

No me refiero solo a que hagas una investigación de mercado o que investigues un poco en foros y otros sitios para ver qué puede interesarles, sino que también les preguntes directamente. Si tienes una comunidad, pregúntales qué quieren que les cuentes y qué tipo de contenido es el que más les gusta.

Lee (y lee mucho)

El tercer consejo que te doy es el de leer, leer mucho. Es decir, hay que leer, y no solo newsletters, cualquier tipo de lectura ayudará a tu cerebro a estar siempre entrenado, a tener ideas nuevas, incluso cosas que no tienen nada que ver con tu sector y te permitirá estar al día con nuevas tendencias.

Y como te digo, no solo en tu sector, sino en el día a día. Esto enlaza con un consejo que vendrá más adelante, pero tiene que ver con que debes conocer a tu público. Tu público no solo está pensando en lo que tú resuelves; tu público tiene muchos otros problemas que requieren soluciones con las que también compites.

Siempre digo que tu competencia no es solo otros emprendedores o empresas que trabajan en tu sector, sino también todas aquellas empresas que distraen a tus potenciales clientes de tu negocio.

Al final, somos seres multifacéticos. No solo nos preocupan algunas cosas, nos preocupan muchas cosas en el día a día. Aparte de emprendedor, soy padre, marido e hijo.

Estas son cosas que requieren solucionar una serie de cuestiones y me tienen también atareado en el día a día. Tu tarea es conseguir que tu solución esté en la lista de prioridades de tu público por encima del resto.

Anota cada idea que tengas

El cuarto consejo es fundamental: anota cada idea que tengas. Yo tengo muchas ideas y anoto muchísimas. Siempre digo que la única herramienta de la que no puedo prescindir es esa nota donde apunto todas las ideas para mis emails. Ahora lo hago en otra herramienta, pero empecé con la aplicación de notas de mi teléfono.

Lo que ves en los emails es solo una parte de la cantidad de ideas que tengo anotadas, que a su vez es solo una parte de la cantidad de ideas que tengo. Si no lo anoto en el momento, se me olvida y eso me da mucha rabia. A veces, incluso anotándolo, si no pongo suficiente detalle, luego no recuerdo por qué puse eso ahí ni qué me inspiró a poner esas palabras.

Las ideas faltan cuando más las necesitas. Cuando te sientes delante del ordenador y no tienes claro qué escribir, es cuando te bloqueas. Con todas las ideas que se te ocurren durante el día, resulta que cuando te sientas al ordenador ya no están porque no las anotaste. Este es un consejo fundamental: anota cada idea que tengas y hazlo de la forma más detallada posible para que en el futuro no se te olvide lo que querías comentar con tu audiencia.

Crea secciones regulares

Otro consejo más es crear secciones regulares. Puedes tener una sección de consejos, una sección de preguntas y respuestas, una sección de cotilleos del sector, lo que se te ocurra. Así, puedes definir qué día quieres enviar cada una. Por ejemplo, los lunes son para cotilleos del sector, los miércoles para nuevas tendencias y los viernes para responder preguntas que te han formulado a través del email.

De esta manera, siempre sabrás el formato sobre el que quieres escribir. Incluso cuando tengas ideas, las puedes ir almacenando o archivando de esa manera. Si se te ocurre una idea, decides si encaja con la sección de preguntas y respuestas o con las tendencias de tu sector. Esto hará que cuando te sientes a escribir un viernes, por ejemplo, ya sepas que hablarás de preguntas y respuestas. Te diriges a tu repositorio de preguntas y respuestas, escoges una y la desarrollas.

Utiliza el contenido generado por tus suscriptores

Otro consejo relacionado con el anterior es que utilices el contenido generado por tus suscriptores. Por ejemplo, puedes aprovechar las preguntas y respuestas que te comentaba, los comentarios que te hagan en redes sociales, en un blog, o incluso en un canal de YouTube. Toma esos comentarios, tanto positivos como negativos, y trasládalos a tus emails, dando respuesta y resolviendo inquietudes. Estos emails son muy potentes, ya que suelen hacer que la gente piense que les lees la mente. No es que leas la mente, es que cuando recibes la misma pregunta varias veces, seguramente hay mucha más gente haciéndose la misma pregunta. Al abordar estas inquietudes en tus emails, lograrás una conexión más profunda con tus suscriptores.

Experiencias personales

También puedes compartir tus propias experiencias personales. No pienses que tienes una vida aburrida o anodina. Te sorprendería saber lo rutinaria que es mi día a día y aun así, saco muchas experiencias para compartir y enlazar con lo que quiero vender, tanto si son productos como servicios. Compartir tus experiencias personales es importante porque estos emails conectan mucho con la audiencia. Son inspiradores y humanizan tu marca, haciendo que tus suscriptores se sientan más cercanos a ti. Recuerda, el email marketing se trata de conectar, no como si estuvieras hablando para una gran audiencia, sino como si estuvieras teniendo una conversación íntima.

Inspírate en otras newsletters

Inspirarte en otras newsletters no quiere decir plagiar, pero sí puedes observar enfoques y giros que te gusten. Si alguien cuenta una historia sobre sus hijos y te parece interesante, ¿por qué no hablar tú también de cosas que te pasan con tus hijos? Lee otras newsletters con la intención de analizar cómo abordan diferentes temas, cómo apelan a las emociones, cómo presentan sus productos o servicios. Esto te ayudará a enriquecer tu propio contenido.

**Practica mucho**

Escribir emails es una profesión y, aunque no te dediques exclusivamente a ello, deberías considerarlo una parte importante de tu estrategia. Solo te convertirás en un experto si practicas y le dedicas tiempo. La teoría es sencilla, pero el verdadero aprendizaje viene de la práctica. Pasa cosas cuando envías emails: vendes, recibes respuestas, cometes errores. Todo esto es aprendizaje.

No te desanimes si al principio te resulta complicado. Las herramientas de marketing son sencillas si las utilizas y, como todo en la vida, uno tiene que aprender. Cuanto más escribes, más ideas tendrás y menos tiempo te llevará escribir cada email. La práctica te hará más ágil y hábil, facilitándote la tarea con el tiempo.

Conoce a tu cliente ideal

El noveno consejo es muy importante: practica mucho. Para mí, escribir emails es una profesión y casi debería serlo para ti, aunque siempre digo que ya tienes bastante con saber lo tuyo, ¿no?

Si te dedicas a ello, evidentemente también tiene que ser una profesión en sí misma. Lo que quiero transmitirte es que escribir emails es una profesión y solo te convertirás en un experto si practicas y le dedicas tiempo. No vale solo con la teoría. La teoría, en el caso del email marketing, es muy sencilla; presumir de saber mucha teoría en email marketing es como presumir de saber sumar, restar, multiplicar y dividir y que no te engañen con las vueltas cuando vas a comprar.

El verdadero aprendizaje está en las cosas que te pasan cuando envías emails. Pasan cosas como que vendas, que te respondan, o que metas la pata. Y de todo eso se aprende.

Cuando alguien dice «no me atrevo porque no entiendo la tecnología», quiero decirte que las herramientas de marketing son muy sencillas, pero son sencillas si las utilizas.

Como todo en la vida, uno tiene que aprender. Incluso si sabes conducir, cuando cambias de coche, los botones cambian de lugar, y puede que no sepas dónde está lo que desempaña los cristales. Pero te acostumbras a base de utilizarlo. Lo mismo ocurre con las herramientas de marketing y con tener ideas: cuanto más escribes, más ideas tendrás para tus emails.

Además, ganarás agilidad. Cuanto más escribes, menos tiempo te llevará escribir un email. No pienses que toda tu vida será como ese primer email que escribiste o como esos primeros emails que estás escribiendo. Después, todo será mucho más sencillo porque serás más hábil y tendrás mucha más práctica. Tan sencillo como eso.

Que Google trabaje para ti

Décimo consejo: que Google trabaje para ti. Ve al buscador de Google, empieza a escribir sobre lo que quieres redactar y deja que el texto predictivo te indique qué es lo que se está buscando.

¿Cuáles son esas búsquedas que te recomienda Google? Es decir, ¿cuál es la tendencia de búsqueda relacionada con tu tema? Es sencillo y gratuito. Si te falta inspiración, usa esta técnica para saber qué le preocupa a tu audiencia.

Que la IA trabaje para ti

El siguiente, el número 11, tiene mucho que ver con el anterior, pero es una evolución natural de lo que está tan de moda y que eventualmente se convertirá en lo habitual.

Deja que la inteligencia artificial trabaje para ti. Puedes usar herramientas como ChatGPT para muchos de los consejos que te he dado, no solo para escribir emails, sino para muchas otras tareas.

Utiliza los datos de que ya dispones

Y el último consejo es que utilices los datos de los que ya dispones. Revisa qué emails son los que mejor han funcionado, qué interacción hay con tus emails en general.

Si utilizas Google Analytics, observa cuáles son las páginas más visitadas, dónde hacen clic más y dónde menos. Los datos no solo muestran lo que funciona bien, sino también lo que no interesa a nadie.

Las redes sociales también te permiten conocer a tu audiencia sociodemográficamente. Puedes descubrir, por ejemplo, si tienes más seguidores hombres que mujeres, o si tu público es más joven o de mediana edad.

Todos estos datos están ahí y son gratuitos. Utilízalos porque, de lo contrario, solo estarán almacenados sin servir para nada. Así que revisa los datos, seguramente te sorprenderán.

Espero que estos 12 consejos te hayan sido útiles. No quiero más excusas para no saber qué escribir en tus emails.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.