Ofertas que casi se venden solas

La Importancia de una Oferta Atractiva

He visto a muchos profesionales muy buenos fracasar en sus lanzamientos después de invertir todo su esfuerzo, su dedicación y su pasión al lanzar sus productos o servicios sin lograr el éxito en las ventas.

Ya adelanto que, nueve de cada diez veces, por no decir diez, esto sucede porque la oferta que promocionan es mala o muy mala. Este error es más común de lo que parece y no solo ocurre durante el lanzamiento; sucede en muchas otras situaciones. Simplemente, hay personas que se lanzan a Internet, atraídas por el gran mercado que representa y no consiguen los resultados esperados.

Y cuando digo que esperaban, me refiero a personas sensatas, que aspiraban a hacerse millonarias en Internet, evidentemente. Como digo, el principal problema suele estar en lo que se ofrece, en la oferta.

Y atención, cuando hablo de ofertas, no me refiero a descuentos, que eso es lo primero que hay que grabarse a fuego. Me refiero a ofertas en el sentido de lo que se pone delante del público potencial.

Así que hoy he decidido compartir una parte del contenido de pago de la comunidad remitentes y voy a dar seis consejos que puedes implementar ya mismo para crear ofertas que se vendan prácticamente solas.

Vamos a ver seis consejos para mejorar esas ofertas y hacerlas irresistibles, pero que se vendan prácticamente solas.

El Síndrome del Impostor y la Mentalidad de Venta

El primero de estos consejos tiene que ver con la mentalidad, lo cual es crucial, porque vender hoy no significa que no vayas a poder vender en el futuro. Hay personas que se boicotean los lanzamientos pensando que, si venden mucho ahora, no tendrán más mercado al cual vender después.

Es decir, si tienes la mentalidad de que, si vendes mucho ahora, no podrás vender más en los próximos meses, este punto te interesa especialmente. Porque esto tiene que ver con el síndrome del impostor.

Ese síndrome donde no te sientes lo suficientemente bueno, piensas que ya has llegado a tantas personas y no sabes si habrá más gente interesada en lo que haces. Son excusas para auto-boicotearte, y es normal que las tengas. Antes de explicarte por qué las tienes, te daré dos consejos para resolver el síndrome del impostor.

El primero es que dejes de proyectar hacia el futuro y te ocupes del presente; ya pensarás en cómo vender en el futuro cuando llegue ese momento, pero no te sabotees ahora por estar pensando en qué pasará mañana o en reservar algo para entonces.

El otro consejo para superar el síndrome del impostor es que te mentalices de que las cosas no te pasan a ti, sino por ti. Y esto es importante porque marca la diferencia entre lamentarte y tomar acción.

Si Google cambia el algoritmo, no es que Google esté en contra tuya; es algo que te ha pasado a ti, le ha pasado a todo el mundo. Lo importante es qué puedes hacer tú para resolver esa situación. Es decir, siempre plantéate qué puedes aprender y cómo puedes continuar tu camino.

Esa es la diferencia entre quienes tienen éxito y quienes no. Y algo que no debes olvidar nunca es que si tienes síndrome del impostor, es porque no lo eres. No falla. Todas las personas que conozco que tienen síndrome del impostor son muy buenas en lo que hacen.

Por eso tienen síndrome del impostor, porque son conscientes de lo que les falta. Quien no tiene síndrome del impostor, probablemente sea un impostor.

Debes entusiasmarte con tu oferta

Más aún, debes creer en ella. Hay gente que funciona en piloto automático, mezcla piezas de sistemas que le han contado y, cuando sale a vender, ya no se siente seguro de su voz. En el caso típico de un webinar, que es fenomenal en contenido, pero cuando llega el momento de vender, si surge un problema técnico o lo que sea, se hace difícil vender. Y eso es porque te falta confianza en lo que estás vendiendo.

Y si te digo algo, no hay mejor generadora de confianza que tener una oferta de la que te sientas orgulloso. Aquí te voy a dar pasos para lograrlo, porque te voy a dar estos consejos para que tengas una oferta que haga que digas: ¿Cómo no voy a hablar de esto? Si esto vale tanto o más de lo que he contado gratis en ese webinar. ¿Por qué damos tanto valor a lo que estamos regalando y no a lo que tenemos que vender? No solo debería ser bueno, debería ser incluso mejor.

Porque uno lo ha regalado y por lo otro vas a cobrar dinero a tus suscriptores, a tu audiencia. Así que entusiasma, vívelo. Esto tiene que ver con el siguiente punto: si tienes una gran promesa, este tercer punto trata de que debes tener una gran promesa. Si solucionas un problema muy específico, debes ser la solución a ese problema.

Ofrece resultados

La gente compra resultados y si tú tienes resultados, debes salir a proclamarlo a los cuatro vientos. Te pongo un caso: imagínate un curso de «Aprende TikTok». Eso no es una promesa, pero si dices cómo conseguir 10.000 seguidores en TikTok en una semana sin bailar como un pato mareado, esto sí es lo que la gente compra.

Si te das cuenta, se parece mucho a la fórmula matemática del Lead Magnet. Esto es porque, como te dije anteriormente, tu Lead Magnet, aunque lo estés regalando «entre comillas», debería ser algo por lo que podrías cobrar.

Recuerda esa fórmula matemática, tienes la explicación extendida de esta fórmula en el podcast. La promesa, que es de lo que te estoy hablando aquí, limitada en el tiempo y sin objeciones.

Una oferta debe entenderse bajo el mismo principio, ya sea que te paguen con un correo electrónico o con dinero en efectivo.

Incluye bonificaciones

El cuarto consejo es que no puedes presentar una oferta sin incluir bonificaciones. Estas generan un valor adicional significativo. A la gente le encantan los extras, como los regalos durante la Navidad, las bolsas de regalos en las ferias o incluso un chupito gratis después de una comida en un restaurante, ofrecido como cortesía de la casa. Estos detalles fidelizan mucho a los clientes, pero el verdadero secreto no reside solo en el extra, sino en convertir la promesa en una solución completa. Utiliza los bonos para cubrir cualquier hueco que pueda tener tu producto o servicio.

Por ejemplo, si ofrezco un curso sobre cómo escribir correos electrónicos efectivos, un bono complementario podría ser una guía sobre cómo atraer tráfico a tu página de aterrizaje para convertir visitantes en suscriptores, porque sin suscriptores, lo que enseño en el curso no tendría utilidad. Aunque el curso no se centre en la captación de leads, este bono sería un complemento perfecto, añadiendo un valor considerable y completando la solución ofrecida.

Este enfoque se observa en muchas ofertas exitosas. El quinto consejo, y uno crucial aunque no sea el último, es la urgencia. En marketing, la urgencia se define como la razón por la que los clientes deben comprar ahora y no posponer su decisión de compra indefinidamente o, peor aún, optar por la competencia. Esto se logra creando un sentido de urgencia.

La escasez

La escasez es otra herramienta poderosa que puede complementarse con la urgencia para una combinación muy efectiva, aunque no siempre es aplicable. Por ejemplo, es difícil afirmar que solo te quedan cinco libros en stock si tienes una oferta permanente. Sin embargo, existen métodos para generar escasez que no dependen de la cantidad disponible del producto, sino de crear una sensación de oportunidad perdida para el suscriptor. La urgencia implica que todo tiene un fin. Se debe comunicar que la oferta no permanecerá en las mismas condiciones indefinidamente.

La urgencia

La urgencia es tan crucial que, si solo pudieras incluir un elemento en tu oferta, debería ser este, debido al impacto significativo que tiene. Por último, y como la guinda del pastel, tu oferta debe presentarse siempre como nueva y mejorada. Es esencial crear ofertas que parezcan frescas y actualizadas, siguiendo un sistema o método fácil de entender.

Mientras te digo esto, reconozco que tu invento ya existe. Entonces te preguntarás, «bien, si todo está inventado, ¿cómo lo presento como nuevo? Porque mejorar algo quizás pueda hacer, pero me costaría mucho, y ¿nuevo, si ya está todo inventado?» Es verdad, parece contradictorio, pero necesitas combinar la novedad con un sistema probado. Si es un sistema que siempre ha funcionado, entonces no es nuevo, ya que algo que funciona no es una novedad.

¿Cómo combinamos esto? Te pondré un ejemplo: los detergentes. El reclamo de «nuevo y mejorado» es lo que hace que todos los detergentes tengan una etiqueta que dice «nueva fórmula». La nueva fórmula siempre es el mismo jabón, y el jabón siempre ha estado ahí; no hay una fórmula nueva y mejorada.

Es jabón, jabón con una etiqueta, esa es la realidad de los detergentes. No es mentira; puede que limpie más o mejor, sea más eficiente, pero al final, lo que están vendiendo es jabón, no están vendiendo otra cosa.

O, por ejemplo, la nueva hamburguesa de McDonald’s, si son siempre los mismos ingredientes. No han inventado nada nuevo, las hamburguesas llevan lo que llevan. Puedes combinarlos, pero los ingredientes en sí mismos no son innovadores.

Una salsa barbacoa, un ketchup, una lechuga, un tomate. Bueno, podemos añadir dos lonchas de queso, quitar la lechuga, pero los ingredientes son siempre los mismos. Esa es la realidad. Sin embargo, siempre se presenta como «la nueva hamburguesa».

Piensas que es nueva y mejor que las anteriores. Y, sin embargo, están vendiendo siempre lo mismo. Así que recuerda, nada es nuevo, pero si combinas lo que sabes hacer en un proceso o sistema y le pones un nombre, lo has convertido en único.

Y eso es lo que debes incorporar en las ofertas de tus productos o servicios. Te he dado seis consejos, ahora te voy a ofrecer un extra, un consejo adicional. Y es que todo esto que te he dicho son ideas para enviar correos electrónicos.

De hecho, una secuencia de ventas, de manera simplificada, no es más que una página de ventas contada por capítulos. Así que puedes utilizar estos seis consejos para convertirlos en correos electrónicos y lograr ventas de una oferta que ahora sí se vende prácticamente sola, es irresistible.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.