Guía completa sobre la reputación como remitente en email marketing

Hay un término dentro del área del email marketing que todos deberíamos tener en mente cada día para que nuestra estrategia tenga un éxito rotundo: la reputación como remitente.

Pocos lo manejan como deberían y controlarlo es crucial para mejorar la entregabilidad de tus correos porque ambos conceptos van de la mano.

Si tu reputación como remitente no es buena, tu tasa de entregabilidad disminuirá y viceversa.

Yo peco de ser muy insistente en este tema y, como mi razón de ser es ayudarte en todo lo que pueda, he decidido redactar esta guía completa sobre reputación como remitente.

Respira, relaja la vista y sigue leyendo porque allá vamos. 

Nos ponemos en antecedentes para pasar después a la definición “marca de la casa” que siempre me mola tanto. 

Cada vez que toco el tema de la reputación como remitente, hago mención también a los clientes de correo y aludo a los filtros que nos impiden llegar a la bandeja de entrada de nuestros suscriptores (spam, promociones, etc.) o, lo que es lo mismo, que disminuyen la entregabilidad de nuestros emails. 

En este caso, haría lo mismo si no tuviera un superpost en el blog dedicado precisamente a esto. 

Te lo dejo por aquí abajo y continuamos dándole caña al tema central del artículo de hoy. 

La clave principal para nuestra reputación como remitentes es pasar por encima de esos filtros y llegar a la meta: la bandeja de entrada de nuestros contactos.

[Cómo lograr que tus emails acaben en la bandeja de entrada de tus suscriptores]

La definición de reputación de remitente a lo «Paco Vargas» 

Voy a intentar ir a lo simple, que es lo que mejor se entiende siempre. 

La reputación de remitente en email marketing es aquella que hace referencia a la calidad de tu dirección de correo electrónico. 

Como te explico en el post que te dejé antes, los proveedores de correo juzgan la calidad de los emails que envías a través de sus redes. 

Es decir, estos proveedores saben que estás mandando el mismo mensaje (con diferencias mínimas entre unos y otros emails) a un número elevado de bandejas de entrada.

Así, miden tus tasas de apertura y clics en los correos que ellos controlan. 

De esta manera, deciden si el contenido que envías es de calidad e interesante para tus suscriptores, valoran el nivel de calidad de los contactos, entre otras cuestiones. 

A partir de ahí, el proveedor de correo te da una puntuación como remitente y determina si tu correo electrónico debe ir a la bandeja de SPAM o merece llegar a la bandeja de entrada de tus suscriptores. 

Para que eso pase, lo mejor es empezar a hacer bien las cosas y evitar dañar desde ya tu reputación como remitente. 

En el episodio 49 de Tienes un Email te di un montón de consejos para mejorar la entregabilidad de tus emails y cuidar la reputación de tu dirección de correo electrónico. 

[Consejazos para mejorar la entregabilidad de tus emails]

Razones por las que mantener una buena reputación como remitente

Como te puedes imaginar, la razón más evidente es mejorar la tasa de entregabilidad hasta el infinito. 

Mantener esa buena reputación, te ayudará a conseguir que tus emails vayan directos a la bandeja de entrada de tus suscriptores casi en el momento en el que hagas clic en el botón de “enviar”. 

El resto de razones van unas hiladas con otras. 

Me explico. 

Si mantienes una buena reputación como remitente, tu tasa de entregabilidad mejorará. Si tu tasa de entregabilidad aumenta, tu retorno de la inversión también será mayor. 

Resumiendo, debes cuidar tu reputación como remitente porque saltarás los filtros antispam, llegarán más emails a tus contactos de tu parte que de parte de la competencia y tu facturación aumentará. 

Son razones de peso para empezar a trabajar en ello, ¿no crees?

Factores que influyen en tu reputación como remitente

Teniendo en cuenta que los proveedores de correo analizan todo lo que rodea al envío de tus emails, es importante que tengas claros los factores que pueden llevarte a la debacle más grande en cuanto a reputación como remitente se refiere. 

Así que toma nota. 

Los factores que los clientes de correo tienen en cuenta para premiar o castigar tu reputación son:

  • La calidad de los contactos a los que estás enviando mensajes.
  • El nivel de interacción que los suscriptores mantienen de cara a los correos electrónicos que les envías. 
  • La frecuencia con la que envías tus correos electrónicos a tu lista de contactos. 
  • La calidad del contenido de tus emails, porque una de las maneras de mejorar tu entregabilidad es dar contenido de calidad (y utilidad) a los contactos. Recuerda que tu entregabilidad va a depender de la satisfacción de tus suscriptores.
  • La validación del dominio de email, con el que verificas que eres tú quien envía esos correos y no otra persona. 
  • El cumplimiento de buenas prácticas. 

Y, para terminar con esto de los factores, quiero aconsejarte algo que no te cuentan demasiadas veces por otros blogs: cuida tu email de bienvenida. 

Este correo tiene una importancia enorme para favorecer positivamente tu reputación como remitente porque, gracias a que las tasas de apertura y clics de este tipo de email ronda el 80%, los clientes de correo te considerarán un remitente de confianza. 

Además, si cumplimos con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y con el llamado marketing de consentimiento; el email de confirmación que ha llegado con anterioridad al email de bienvenida, sumarían ya dos correos de confianza con el que tus suscriptores han interactuado casi de inmediato y de manera casi masiva.

Por ello, ambos emails son imprescindibles para mejorar tu futura entregabilidad porque los dos están indicando a tu proveedor de correo que eres un remitente de confianza. 

[Todo lo que debes evitar para no caer en la mala praxis en email marketing]

Herramientas para medir la reputación como remitente

Llegados hasta este punto, me preguntarás: “Paco, todo esto que me has contado es super interesante, peeeero, ¿cómo puedo medir en qué nivel está mi reputación como remitente?”.

Afortunadamente, está ya todo inventado y puedes recurrir a un gran número de herramientas que te ayudarán a descubrir cómo “anda” tu reputación ahora mismo. 

Te dejo por aquí algunas de ellas, aunque hay muchas más. 

Talos Intellingece 

Es una herramienta muy completa. Gracias a su uso podrás valorar tu reputación de remitente de manera gratuita, examinar cada uno de tus envíos y tener conocimiento sobre si estás en listas de SPAM. Además del punto que hoy nos interesa en este post, también te permite analizar tu IP y dominio. 

Return Path y su Sender Score

Al ser expertos en esta materia, han creado su propio índice de calidad, denominado “puntuación del remitente”.

Para determinar la puntuación de tu reputación, su sistema tiene en cuenta tu Dominio IP y quejas por Spam, entre otras cuestiones. 

Así, puedes validar tu reputación gratuitamente solo introduciendo tu IP, descubrirás qué puntuación te da la herramienta y si, en base a ello, debes mejorar. 

Mx Toolbox 

Como las anteriores, te permite evaluar la información sobre tu dominio, reputación como remitente y confirmar si formas parte de alguna lista de Spam.

Es muy sencilla de utilizar. Solo tienes que introducir el nombre de tu dominio e iniciar el análisis.

Como ves es muy sencillo tener conocimiento de en qué estado está tu reputación como remitente y no te cuesta ni un euro. 

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Pásate por pacovargas.es/empieza y entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

pacovargas.es/empieza

Con este mini listado de herramientas, hemos hecho juntos un buen repaso a todo lo que tiene que ver con la reputación como remitente y sobre su importancia a la hora de que tu estrategia de email marketing sea un éxito o vaya cuesta abajo y sin frenos. 

¿Crees que se me ha quedado algo en el tintero?

Cuéntame en comentarios y te ofrezco la información que necesites para ampliar o resolver tus dudas. 

¡Te leo!