Todo lo que necesitas saber sobre los asuntos de tus emails

¿Cómo redactar asuntos que aumenten tus tasas de apertura, las tasas de apertura de tus emails?

¿Cuáles son las características de un asunto ganador para los emails que le envías a tus suscriptores?

¿O quizás lo que quieres saber es cómo destacar en la bandeja de entrada de tus suscriptores con tan solo 50 caracteres?

No importa lo buena que sea tu estrategia de email marketing, la realidad es que si no atraes a tus suscriptores a que abran tus emails, no te vas a beneficiar de ningún esfuerzo que hagas. Ni la landing page que has preparado, ni la oferta, ni ese producto o ese servicio maravilloso que tienes para tus suscriptores para ayudarles. Nada de eso te vale si no eres capaz de que abran tus emails y además los lean. Tampoco te vas a beneficiar de ese esfuerzo de crear una campaña de email, de haber creado un copy ganador o unas imágenes impactantes que hagan que tus suscriptores se conviertan en clientes.

La línea de asunto, una simple línea con muy pocos caracteres que son los más importantes de todo tu email.

Estas pequeñas frases, estas frases ninja tienen el poder de hacer que tus suscriptores decidan en un simple momento de un solo vistazo si quieren leer todo lo que tienes que decirles en tus emails. Así que si ya redactas buenos emails o si estás en disposición de hacerlo o simplemente quieres mejorar tus tasas de apertura, te voy a mostrar los métodos que puedes usar para engalanar, para poner bonita esa línea de asunto y así mejorar la atracción de tus suscriptores, que destaque en la bandeja de entrada abarrotada.

No puedes pensar en tu asunto como algo totalmente independiente o incluso algo irrelevante o algo que, por su tamaño, tiene poca importancia. No puedes pensar en tu estrategia, en tus campañas de email marketing, sin tener en cuenta esta parte tan importante. Y es que la importancia del asunto, principalmente radica en que es lo primero que tus suscriptores van a ver.

Hasta ese punto es importante. sobre lo que van a hacerse la idea de qué es lo que pueden encontrar dentro, pero sobre todo de si les interesa o no. Esa es la gran decisión que tienen que tomar en un primer momento, porque si la decisión es que no les interesa, nada de lo que hagas a continuación sirve para nada.

A mí me gusta pensar en los asuntos como los titulares de los periódicos, un periódico que puede tener 100 páginas o más. Cada día escritas todo el esfuerzo que supone imprimir, escribirlo, redactarlo, elegir las noticias, horas de desplazamientos, cuanto compromiso, cuántas decisiones hay que tomar, pero la más importante es el titular, porque al final lo único que vas a ver cuando llegas al kiosco es el titular de ese periódico.

Y sobre eso vas a tomar la decisión de si ves el resto o no ves el resto. No lo compras por el horóscopo, no lo compras por la programación de televisión, no lo compras por ninguna otra cosa que no sea lo que veas en el titular. Sobre todo el titular principal, aunque hay periódicos.

Todo esto te lo cuento para que entiendas que tu asunto, el asunto que utilices en cada uno de tus emails, tiene la capacidad de atraer la atención de la gente y darles una muestra clara de lo que incluirás en tu correo electrónico.

Un asunto que no llame la atención puede hacer que tus suscriptores directamente desconecten, se aburran o pasen completamente por alto tu email. Recuerda siempre lo que te digo, las bandejas de entrada están abarrotadas.

Esto no quiere decir que el email marketing esté muerto, sino que hay que estar vivo, hay que saber cómo destacar en ese entorno abarrotado. Y al revés, un asunto que realmente bueno atraerá hacia la lectura de ese email que has enviado. Y una vez que tienes ya esa atención, una vez que han abierto ese email, ya sí. Ya puedes compartir. el resto de tu mensaje con tus suscriptores para que apoyen esos objetivos que tú has propuesto en cada uno de tus envíos.

Los emails de venta pueden ser poderosos, pero sólo son tan poderosos como la gente que los lee. Eso es con lo que te tienes que quedar. Por esto necesitas escribir muy buenos asuntos.

Todo se reduce al final a que tengas un objetivo en mente.

Hay un objetivo último siempre en todo. Un objetivo general, que al final sigan la llamada a la acción que les propongas. Tienes otro episodio también sobre cómo hacer que como redactar y como diseñar los emails para que sus suscriptores hagan lo que tú quieres que hagan. Ese es el objetivo último.

Pero sin embargo, para conseguir cumplir con estos objetivos tienes que ser más específico y saber cómo ir cumpliendo con cada paso previo antes de llegar a ese objetivo último. Se trata de conseguir que sigan la llamada la acción que tú propongas en cada uno de tus emails.

Esto tiene que ver con lo que yo llamo el viaje del email, con los pasos claros, entregabilidad, apertura, lectura, clic y conversión.

Es decir, lo primero el email tiene que llegar, tiene que ser entregable, tiene que entregarse, después se tiene que abrir una vez que está abierto se tiene que leer el contenido, se tiene que consumir el contenido del email, llevar una llamada a la acción que debería ser un clic y por último una vez fuera del email después de ese clic conseguir la conversión deseada.

Pero el asunto va a ese segundo paso, una vez entregado, la apertura, conseguir que tus emails sean los que se abren y no los de tu competencia. Puedes hacerlo de diversas maneras, pero en realidad lo que se trata es de picar la curiosidad de tus suscriptores, de sorprenderles con algo de información nueva, que seas claro en el objetivo que quieres que tu asunto cumpla y cómo vas a hacerlo.

Esto, haciendolo bien, te va a dar una oportunidad de cumplir realmente con esos objetivos que te estoy comentando y no lanzar tu email y esperar a que ocurra algo positivo, es decir, no pensar de una forma estratégica.

El asunto tiene que ser simple y sobre todo breve.

Si tu asunto es tan largo que los lectores no pueden terminar de leerlo sin perder foco, entonces no presagia nada bueno. Ya te he ido adelantando algo, pero un asunto tiene que tener por norma general menos de 50 caracteres.

Esto tiene una explicación y es que más o menos 50 caracteres es lo que nos asegura que independientemente de dónde están leyendo el email, en qué dispositivo, con qué cliente de correo, con qué navegador, con qué sistema operativo, independientemente de eso nos garantiza que se va a poder entender el asunto y probablemente que incluso se pueda ver entero, por eso te digo lo de los 50 caracteres, para que el mensaje llegue claro.

Por eso tiene que ser simple y tiene que ser breve. En 50 caracteres no puedes andarte en complicaciones. Además tienes que conseguir que en estos 50 caracteres tus suscriptores sepan de qué les vas a hablar o al menos si les interesa lo que tienes que contarles o no.

No pienses que por no contar todo lo que tienes en la cabeza se te va a escapar un suscriptor. Más bien al contrario, simplemente llama su atención, no tengas otro objetivo. Así que utiliza los mínimos caracteres necesarios y así puedes aportar mensaje de valor para tus lectores. Ojo, es una norma general, no tiene que ser una norma meramente estricta.

¿Puedes exceder de este tamaño de 50 caracteres o hacer asuntos largos? Sí, y no siempre tienes que ceñirte a estos 50 caracteres pero tenlo como norma.

Y en cualquier caso si te excedes piensa más o menos en qué puntos puede cortarse el mensaje y entenderse o por lo menos hacerse una idea. Es decir, piensa que cuando un asunto se corta, aparecen tres puntos suspensivos al final, piensa en qué puntos de todo ese mensaje largo que vamos a utilizar como asunto podría cortarse si se puede leer por partes el asunto, por decirlo de alguna manera.

Y luego, por otro lado, también puedes tener un asunto que no excede a sus 50 caracteres, pero tienes una segunda oportunidad, el preheader o preview o vista previa del email, que es ese texto que vienen algunos clientes de correo que acompaña en una letra normalmente más clarita, en un gris más clarito, acompaña justo después del asunto.

Aprovecha bien esas dos líneas que a veces en algunos dispositivos son dos líneas de texto, no sólo una, no para poner cualquier texto genérico sino para hacer una especie de subasunto, algo que complemente lo que estás contando en el asunto principal, que es el que realmente van a ver en todos los dispositivos y se va a ver en negrita.

El asunto tiene que ser específico.

Es decir, la brevedad no puede significar imprecisión, más bien al contrario. Hay que ir, como se dice en fútbol, cortito y al pie.

Tu asunto tiene que incluir palabras clave que tengan que ver con la llamada a la acción que tú vas a tener después, que tu audiencia sepa de qué va eso que tú le vas a contar, por lo menos en términos generales.

Y obviamente no tienes que contarlo todo, más bien al contrario. Incluso nos ayuda esto de ser específico a ser concretos en el contenido también de los emails.

Es decir, yo ya sabes mi norma, es un email, un objetivo, una llamada a la acción. Si pones varias, no vas a poder contarlo todo en el asunto. Entonces, nada, ¿no? Te preocupes específico que el asunto sea breve, conciso, que vaya al grano y que solo trate de una cosa, porque tu email solo debería tratar de una cosa.

Además, piénsalo como algo a tu favor, porque cuanto más específico sea el contenido del asunto, el contenido del email, más probabilidades tienes de hacer llegar tus mensajes a las personas adecuadas.

Utiliza un copy que llame de la acción.

Por ejemplo, doblar tus suscriptores en dos semanas es un asunto mucho más atractivo y más probable de que sea abierto, que mejora de forma rápida tu negocio, que es mucho más genérico.

¿Ves la diferencia? No es lo mismo un objetivo concreto como “Hoy te voy a enseñar a doblar tus suscriptores en dos semanas” que simplemente “Mejorar tu negocio”. Tu negocio puede mejorar de muchas maneras, pero tú estás proponiendo una solución específica, que es doblando el número de suscriptores.

La personalización.

Pero la personalización no es usar el nombre de los suscriptores. Para mí la personalización es la base de la segmentación. Una lista bien segmentada te va a asegurar que solo reciben el contenido relevante para cada uno de tus suscriptores.

No es lo mismo que un asunto se dirija a algo que específicamente me interesa, a que sea algo mucho más genérico. Por ejemplo, anota quién se registró a tu lista mediante un… un lead magent de específico si tienes más de uno y asegúrate de hacer referencia a ese lead magnet en algún momento, por ejemplo, en el asunto o a otro tipo de promociones o gangas que hayan podido beneficiarse en el pasado.

Tus listas deben ser lo más específicas posibles y eso pasa por la segmentación. De esta forma vas a poder conocer lo que determinados suscriptores están más interesados en recibir y de ahí se va a derivar que vas a tener también más pruebas para enviar tus emails en el momento oportuno y así cumplir con la función básica del email marketing, que te recuerdo que es enviar el email oportuno en el momento adecuado a la persona indicada.

Entrar por los ojos.

A la hora de redactar emails, no te guíes tanto por la gramática, por los signos de puntuación perfectamente utilizados y bien empleados como te diría la Real Academia de la Lengua, sino que también hay que pensar en lo visual, en llamar la atención.

Si estás suscrito a mi lista, verás que yo utilizo puntos aparte en sitios “incorrectos” y es porque yo pienso los emails de una manera visual y esto también vale para el asunto.

Hay veces en los que, aunque el asunto sea atractivo, la temática esté personalizada, etcétera, etcétera, todo lo que te he contado antes, la gente pasa sobre ese asunto porque tiene muchos emails acumulados en su bandeja de entrada y ni siquiera se va a dar cuenta de que tu email está ahí porque al final poco puedes conseguir para que tu email destaque. No puedes utilizar una fuente distinta, no puedes utilizar cursivas ni subrayados, la tipografía es la misma para los asuntos en la bandeja de entrada de tus suscriptores.

Puede parecer una nimiedad, pero es que está demostrado que el color tiene un impacto mayor en cómo la gente percibe los emails y las emociones que obtienen leyéndolos. Hay toda una teoría del color asociada a la psicología y a la venta.

Como un asunto, no te permite esto, puedes utilizar emojis, símbolos, hay maneras de animar un email para que sea atractivo.

Hacer preguntas.

Estamos programados para responder preguntas.

El email marketing debe ser tu oportunidad de crear relaciones con tus suscriptores. Recuerda que una de las ventajas del email marketing es que nos permite una comunicación uno a uno. Nosotros enviamos un email y aunque sea masivo nuestros suscriptores lo reciben en la intimidad de su cliente de correo. Si nos responden, nos responden directamente a nosotros. Hay que potenciar en la media lo posible esta comunicación bidireccional.

Así que haz preguntas en el asunto de los emails que envías para involucrar a tus suscriptores en esa conversación. Estarán más interesados en lo que tienes que contar cuando sienten que se les escucha, da la sensación de que la persona que nos pregunta se está interesando por nosotros y eso tienes que explotarlo.

Que el asunto le dé esa sensación al suscriptor de que el contenido del email va a tener que ver con ellos. Y si saben que pueden beneficiarse de mantener una relación contigo o con tu marca a través de tus emails, estarán más predispuestos a leer de forma habitual.

Recuerda, las preguntas son un aliado muy poderoso para cualquier buen copio. Otro consejo que te doy con los asuntos, no tienes por qué utilizarlo siempre, de hecho, no siempre vas a poder utilizarlo, pero bueno, genera ya la urgencia en el asunto.

Urgencia.

Hay una tendencia a leer los emails, aunque la inmensa mayoría de los emails de las aperturas de los emails que envía se van a producir en las primeras 24 horas si hay una tendencia a archivar, de emails.

Oye, pues mira, me gusta mucho la newsletter, pero la leo cuando puedo, la archivo y la repaso de vez en cuando. Establecer un límite de tiempo en el asunto de tus emails también va a mejorar tus tasas de apertura, porque como te digo, algunos suscriptores pueden saltarse tus emails o decidir que lo leen más tarde o bueno, pero si les avisa que ese email cadauca de alguna manera o el contenido de ese email lo que tienes que contarles o el beneficio que tienes para ellos caduca hará que prioricen la lectura de ese email sobre otros emails.

Puedes añadir oferta por tiempo limitado, se acaba pronto, solo hoy, últimas horas … Esto lo vas a ver mucho en tu bandeja de entrada, pero funciona. Obviamente no lo puedes utilizar siempre, la urgencia, si es perpetua no es urgencia, pero con eso que lo veas mucho no quiere decir que en el momento oportuno no funcione realmente realmente bien.

No abuses, pero no dejes de utilizarnos.

Llamadas a la acción.

Como te he dicho ya antes también, otro consejo que vamos a profundizar ahora es que incluyas llamadas a la acción. Anima a tus suscriptores a pasar a la acción ya desde el asunto, en la medida de lo posible.

Las preguntas que te decía antes son llamadas a la acción, es una pregunta, bueno, pues esperamos que haya una respuesta. Para esto, pues como te digo habitualmente, tienes que saber qué quieres conseguir de la gente que lee tus emails. Ve preparando el terreno para lo que luego realmente les vas a pedir, clicar, comprar, suscribirse, lo que sea.

Una vez que ya tienes este objetivo, la forma más fácil de conseguir que tus suscriptores hagan lo que realmente quieres, el objetivo que tú te has marcado, es simplemente ya pedírselo. Si quieres que abren tu email para conocer los detalles acerca de la última promoción que tienes en ese momento, pues clic aquí para adelantarte a nuestra última oferta solo para suscriptores, por ejemplo, o mira qué fácil es ahorrar con nuestra última promoción, cosas de ese tipo.

Y este tipo de asuntos indican a los lectores de una forma rápida el beneficio que tiene, cuál es el propósito del email antes de abrirlo, si les va a interesar o no les va a interesar.

Los suscriptores que realmente estén interesados van a ser captados por estos asuntos y no puedes permitirte el lujo de que alguien interesado en lo que tú estás contando o en lo que tienes que decirles pase por alto de tu email.

Pruebas.

Hay muchas formas de escribir asuntos que funcionan, diferentes métodos funcionarán para diferentes modelos de negocio, no hay una norma única general. Yo todo esto que te estoy contando, puedes aplicarlo ya, pero de diferentes maneras, perfilando hacia los mejores asuntos.

Y la única manera de hacerte una idea realmente de cuáles son los mejores métodos, los mejores asuntos que funcionan para tu negocio y para tus suscriptores es seguir la pista, testear, ver qué es lo que funciona y qué es lo que no funciona.

Dispones de muchas herramientas en el mercado para empezar la básica: tu proveedor de servicios de email marketing debería permitirte hacer tests a b sobre los asuntos , deberían también permitirte analizar a fondo cuál es el resultado de estas acciones y constantemente testearlas para mejorarlas.

Rompe

Atrévete a romper. ¿Todo esto que te he contado? Rómpelo de vez en cuando. No te ciñas, no seas predecible, porque una persona predecible sí genera confianza a la hora de la venta, pero también puede generar aburrimiento.

Y eso en una bandeja de entrada es letal. Recuerda que tu objetivo es llamar la atención y tienes que hacer cosas que no has hecho antes, que la gente diga, ¿qué pasa aquí? ¿Qué está haciendo esta persona?

Recuerda, no es que tus emails se abran, tu objetivo es que hagan pasen a la acción, y eso no pasa por engañarles, no van a confiar en ti, no van a hacer lo que tú quieres que hagan, por el mero hecho de haber conseguido la apertura del email.

¿Te gustaría empezar a construir y monetizar tu lista de suscriptores?

Entra a mi masterclass gratuita Tu Email Marketing Mínimo viable.

Con esta masterclass aprenderás:

  • Qué escribir en tus emails.
  • Mi estrategia PRO para pasar de suscriptor a cliente desde el primer email.
  • Cómo hacer que tus suscriptores abran y cliquen tus emails.
  • Todo esto, sin gastar ni un euro en publicidad, sin miles de suscriptores y sin saber de tecnología.

Además, recibirás un consejo diario sobre Email Marketing. Cada día. En tu bandeja de entrada. Listo para implementar.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pacovargas.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Marina Brocca como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Hosting: Siteground Spain S.L. Hosting  100% seguro. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@pacovargas.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.